jueves, 27 de septiembre de 2012

Mutilación de ganado en Argentina (setiembre de 2012)
Hallan cinco cabritos mutilados en Alberdi (Santiago del Estero)
Eran 5 recién nacidos en condiciones normales. Los hallaron con una herida en la cabeza y sin órganos.

Los cabritos tenían solamente un orificio en su cabeza.

La familia de campesinos que encontró los cuerpos de los cabritos mutilados, destacó que “en los corrales había sólo cuero, era como si los cabritos fueran una bolsa; tenían un orificio, un corte prolijo en la cabeza”.

El extraño suceso ocurrió días pasados en un remoto paraje al que es muy difícil llegar y donde sobrevive una familia de apellido Santillán, ocupando una precaria vivienda. Véliz Santillán es el jefe de hogar, quien vive junto con su esposa y sus tres hijos. “Hace unos días me levanté bien temprano como todas las mañanas y como siempre fui al corral de las cabras, encontramos muertos cinco cabritos que habían nacido el día anterior”, relató Santillán.

Abraham, de 21 años, continuó diciendo: “No es la primera vez que nos pasa algo así, pero nunca habíamos visto algo tan raro. El cuero del animal quedó como si fuera una bolsa y la única herida o corte que tenía era como hecho con una herramienta o algo de precisión. Además el hueco era en la cabeza y al parecer por ahí le sacaron las vísceras, los riñones, hígado y algunos huesos. Es un corte muy bien hecho, por eso no creemos que lo haya hecho un animal depredador”.

Elías Santillán, el mayor de los tres hermanos, expresó: “Creo que esto no es común, el cuero de los animales quedó convertido en una bolsa, hasta los huesos les habían sacado por ese único orificio”. Los Santillán aseguran que la noche del hecho no escucharon ningún ruido extraño, ni los perros dieron indicios de que algo estaba ocurriendo. Sin embargo, recuerdan que en un momento, cuando la familia se disponía a acostarse, sintieron una sorpresiva e intensa ráfaga de viento. “Llegó acompañado de un fuerte y nauseabundo olor a podrido, que de golpe se fue”, explicaron y agregaron: “Eso fue la noche anterior, cuando al día siguiente nos despertamos nos encontramos con los cinco cabritos mutilados”.

El lugar donde ocurrió el hallazgo se encuentra a unos 100 kilómetros monte adentro al norte de Campo Gallo, una zona de difícil acceso, donde vive un reducido número de familias campesinas.

En el paraje Sarmiento, departamento Alberdi, cinco cabritos fueron encontrados muertos, con un extraño orificio en su cabeza, por donde se les habría extraído las vísceras y otros órganos, según expresaron sus dueños.

2 comentarios:

  1. Estos extraterrestres sin conciencia llevan toda la vida haciendo lo mismo con sus incursiones en la Tierra: proteinas para sobrevivir. Igual les da que procedan de seres humanos o de animales, y por si fuera poco seleccionan las partes cárnicas que más les gustan. Yo entiendo que la depredación es la ley que impera en la naturaleza para sobrevivir, y casi parece una parodia de lo que hacemos nosotros en nuestro planeta con los animales y plantas, pero mi pregunta es: ¿Tan necesario es para ellos acudir aquí? ¿Es que ya han depredado por completo su planeta de origen y desconocen la práctica de la ganadería? ¡Ah, no! Es que es más rápido y efectivo -más funcional, en términos psicosociológicos- presentarse de repente a depredar impunemente lo que está a disposición del hombre mediante su trabajo...¡Muy listos! Los gobiernos de las grandes potencias deberían establecer un sistema defensivo de misiles nucleares para eliminarlos en el momento fuesen detectados entrando en nuestra atmósfera. Saludos desde Valencia, España, y adelante con esa estupenda labor de estudio y divulgación OVNI, Luis-Emilio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El asunto de las mutilaciones de ganado, además de ser súmamente perturbador, tiene notables implicancias económicas y securitarias para quienes las sufren, y ameritan un estudio serio, con visión amplia acerca de su naturaleza, involucrando necesariamente a las entidades gubernamentales pertinentes. Muchas gracias Julio por tus elogiosas palabras y por apoyar este esfuerzo de comunicación y divulgación, son un valioso aliciente para seguir en esta marcha. Saludos desde Mendoza!

      Eliminar