lunes, 22 de octubre de 2012

Portaaviones de EE.UU. siguió un OVNI sobre Corea (1952)
por Dr. J. Allen Hynek

Portaaviones USS Philippine Sea (CVA-47) en el mar, frente a Corea del Norte el 3 de mayo de 1953 (Crédito: US National Archives)
 
El 2 de febrero de 1952, un operador de radar a bordo del portaaviones Philippine Sea detectó un OVNI a alta velocidad frente a la costa este de Corea. El objeto fue detectado por primera vez a una distancia de veinticinco millas, y cuando se acercó a veinte millas hizo un amplio giro hacia el este, abriéndose a un curso en dirección opuesta al portaaviones.

En un extracto de un mensaje al Comandante de las Fuerzas Navales en el Lejano Oriente enviado por el Philippine Sea, el informe sobre la velocidad y la separación inusual en dos objetos de este contacto OVNI señalaba:
"Velocidad medida 10 millas por hora (600 mph) para el primer minuto, 15 millas por minuto (900 MPH) para el segundo minuto, 30 millas por minuto MPH (1800) para el tercer minuto. Se abrieron como 2 contactos 5 a 12 millas separados".
Tres observadores de señales en la cubierta del Philippine Sea también avistaron el OVNI visualmente e informaron de forma independiente al puente que pudieron detectar tres llamas de escape.

Los observadores indicaron que el rastro les pareció como el escape de una aeronave durante el tiempo que el objeto invirtió su curso. Sin embargo, ninguna aeronave en ese momento era capaz de las velocidades increíbles alcanzadas por el OVNI y aviones convencionales no fueron reportados en la zona.
 

La posición del objeto, visto a diecisiete millas del portaavionestambién fue registrado en el radar en ese momento. La altura estimada del objeto era 52.000 pies y desapareció de la pantalla del radar a 110 millas.

Durante el tiempo que estuvo a la vista, la costa de Corea y la isla de Uflung Do estaban visibles a una distancia de veinte millas y un destructor de escolta era visible a 2.000 yardas del portaaviones.

El comentario del oficial de inteligencia que preparó el informe sobre este caso fue el siguiente:
"Un interrogatorio minucioso fue hecho al operador del radar. Personal declaró que el operador era muy inteligente, eficiente y cooperativa. El operador tenía conocimiento de las capacidades y limitaciones del equipo de radar e hizo cuidadosas marcaciones, comprobando constantemente.

En el momento en que se acercaba el contacto, preguntó al controlador de aeronaves y cuando se determinó que no era un avión amigo, la alarma general sonó.

Los tres minutos de cuidadoso trazado se hicieron después de que el objeto hubiera vuelto y se alejaba de la estación. El operador estaba seguro de la exactitud de las marcaciones correspondientes a los tres minutos, y se insistió en que las velocidades mostradas son aproximadamente correctas".
Una carta clasificada como secreta fue enviada el 8 de abril de 1952, por el Comandante de Operaciones Navales, Extremo Oriente, al Jefe de Operaciones Navales, adjuntando una carta del seguimiento a los OVNIs y aclarando en parte:
"Este es probablemente el primer caso de un contacto visual y por radar de un blanco aéreo de alta velocidad que se hace simultáneamente en el Lejano Oriente".

Modificado por orbitaceromendoza 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario