sábado, 26 de enero de 2013

Foro Económico Mundial: ¿Podría la vida extraterrestre ir desde la ciencia ficción hacia la realidad?
Como parte del informe Global Risks 2013, la World Economic Forum’s Risk Response Network (Red de Respuesta al Riesgo del Foro Económico Mundial) ha identificado cinco riesgos "X Factor" en sociedad con Nature. Ven más allá de los riesgos principales a cinco emergentes y potenciales cambiadores del juego.
por Risk Team 
 
Crédito: www.weforum.org

Dado el ritmo de la exploración espacial, cada vez es más posible que podamos descubrir la existencia de vida extraterrestre o de otros planetas que podrían albergar vida humana. ¿Cuáles serían los efectos sobre los flujos de financiación hacia las ciencias y de la propia imagen de la Humanidad?

No fue sino hasta 1995 que por primera vez se encontró evidencia de que otras estrellas también tienen planetas orbitándolas. Hasta ahora, miles de "exoplanetas" que giran alrededor de estrellas distantes han sido detectados. La misión Kepler de la NASA para identificar planetas del tamaño de la Tierra situados en la "zona Ricitos de Oro" (ni demasiado caliente ni demasiado fría) de estrellas como el Sol ha estado funcionando durante tres años y ha convertido ya a miles en candidatos, incluyendo uno del tamaño de la Tierra. El hecho de que Kepler haya descubierto
tantos planetas candidatos en una fracción tan pequeña del cielo sugiere que hay incontables planetas como la Tierra orbitando estrellas similares al Sol en nuestra galaxia. En 10 años podríamos tener evidencia de que la Tierra no sólo no es única, sino también de que existe vida en otros lugares del universo.
 
Crédito: www.weforum.org
 
Supongamos que los astrónomos que estudian exoplanetas un día encuentran señales químicas de vida -por ejemplo, un espectro que muestra la presencia de oxígeno, un elemento altamente reactivo que rápidamente podría desaparecer de la atmósfera de la Tierra si no estuviera siendo repuesto por las plantas. El dinero podría empezar a fluir hacia nuevos telescopios para estudiar estos mundos vivientes en detalle, tanto desde el suelo como desde el espacio. Nuevos fondos y nuevos cerebros podrían ser atraídos hacia los desafíos de los vuelos espaciales tripulados y las tecnologías necesarias para que la humanidad, o sus emisarios de inteligencia artificial, pueda sobrevivir a una travesía interestelar.
 
 
El descubrimiento sería sin dudas una de las más grandes historias de noticias del año y el interés sería intenso. Pero no cambiará al mundo inmediatamente. La vida extraterrestre ha sido supuestamente descubierta antes, después de todo. Hacia el cambio al siglo XX, el astrónomo de los EE.UU. Percival Lowell convenció a mucha gente (incluido él mismo) que Marte estaba surcado por una vasta red de canales construida por una civilización moribunda. Pero la creencia de que la humanidad no era la única no hizo mucho para marcar el comienzo de una era de armonía y buena voluntad terrenal, ni tampoco para detener el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914.  
 
El mayor impacto del descubrimiento a corto plazo estaría probablemente en la propia ciencia. Supongamos que las observaciones apunten a un potencial futuro hogar para la humanidad en torno a otra estrella, o a la existencia de vida en nuestro sistema solar -en los polos marcianos, en los océanos bajo la superficie de Europa, la luna congelada de Júpiter, o incluso en los lagos de hidrocarburos de Titán. Los científicos comenzarán inmediatamente a presionar para la realización de misiones robóticas e incluso humanas para estudiar las formas de vida in situ -y los organismos de financiación, atrapados en la emoción, podrían estar dispuestos a escuchar. 
 
La incipiente economía espacial tuvo un gran año en 2012, ya que vio el nacimiento del transporte espacial cuando la primera nave espacial construida y operada comercialmente tuvo un exitoso encuentro con la Estación Espacial Internacional, y una gran cantidad de multimillonarios famosos declararon sus intenciones de hacer de la minería de asteroides una realidad. El descubrimiento de una Tierra 2.0 o de vida fuera de nuestro planeta podría inspirar a las nuevas generaciones de empresarios espaciales para afrontar el reto de asumir la exploración humana de la galaxia desde el reino de la ficción a la realidad.
 
A largo plazo, las implicaciones psicológicas y filosóficas del descubrimiento podrían ser profundas. Si las formas de vida (incluso formas de vida fosilizadas) se encuentran en nuestro sistema solar, por ejemplo, el origen de la vida es "fácil" -si en cualquier lugar en el universo puede surgir la vida, ésta lo hará. Se sugiere que la vida es tan natural y omnipresente como una parte del universo, como las estrellas y las galaxias. El descubrimiento de la vida, incluso simple, alimentaría las especulaciones sobre la existencia de otros seres inteligentes y desafiaría a muchas suposiciones en que se basa la filosofía humana y la religión.  
 
A través de campañas de educación básica y de concientización, el público en general puede alcanzar un conocimiento más elevado en materia científica y espacial, y una flexibilidad cognitiva que los prepare para evitar indeseables consecuencias sociales de tal descubrimiento profundo y cambio de paradigma concerniente a la posición de la humanidad en el universo.


Modificado por orbitaceromendoza

2 comentarios:

  1. Luis-Emilio, feliz año nuevo 2013. Aunque te escriba poco, que sepas que siempre te sigo con interés a través de tu blog. Desde Alicante, España, abrazos de un amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raimundo: muchas gracias por acompañarme con tus comentarios y opiniones, pues me resultan de alta estima. Mis mejores deseos para este 2013 y espero que cada tanto te des una vuelta por la Orbita Cero Mendoza. Un abrazo desde Mendoza, Argentina.

      Eliminar