jueves, 13 de febrero de 2014

¿Por qué los cráneos alargados engendran teorías sobre los extraterrestres?

¿Por qué los cráneos alargados engendran teorías sobre los extraterrestres?
por Benjamin Radford

 Una comparación de los modelos de un cráneo humano y el cráneo Starchild, en exhibición en Roswell, Nuevo México, en 2007. Cortesía de Benjamin Radford.

El descubrimiento de cráneos deformados en el sur de Perú tiene a uno de los investigadores especulando con que podría ser evidencia de "una nueva criatura tipo humana" desconocida para la ciencia.

No hay nada inusual acerca de encontrar cráneos deformados en las Américas; los arqueólogos los han encontrado durante años. La deformación craneal es una práctica ampliamente conocida, y en 2012 los arqueólogos en México encontraron un cementerio de veinticinco esqueletos, de los cuales más de la mitad mostraron deformación craneana intencional.

Sin embargo, de acuerdo a un blog ampliamente discutido en el sitio web AncientOrigins, los cráneos encontrados cerca de Paracas, Perú, parecen estar inusualmente -y posiblemente genéticamente- deformados: "Un análisis de ADN se ha llevado a cabo en uno de los cráneos y el experto Brien Foerster... informa sobre los hallazgos del genetista: 'tenía ADNmt (ADN mitocondrial) con mutaciones desconocidas en cualquier ser humano, primate, o animales conocidos hasta el momento, pero algunos fragmentos que pude secuenciar de esta muestra indican que si estas mutaciones se sostienen, se trataría de una nueva criatura tipo humana....'"

Foerster afirma que su (hasta ahora anónimo) científico encontró ADN con mutaciones desconocidas en una sola muestra. Si es verdad -una gran suposición dado que el genetista de Foerster es desconocido y nadie ha visto el estudio o cualquier otra información- no está claro lo que esto significa exactamente. Podría simplemente significar que los resultados no son concluyentes, lo cual no sería inusual, dada la edad y condición del hueso. O podría significar una "nueva criatura similar a la humana". O podría significar nada en absoluto. Por ahora, no es nada más que un titular que llama la atención, sin nada detrás del mismo, excepto bravatas en negrita.

El cráneo Starchild

Esta no es la primera vez que los cráneos deformados se han ofrecido como evidencia para afirmaciones extraordinarias sobre nuevas y desconocidas especies de seres humanos. Un cráneo -apodado el "cráneo Starchild"- se encontró en México y más tarde fue obtenido por un investigador OVNI llamado Lloyd Pye, quien la exhibió en conferencias de temática OVNI y paranormal durante años. Entrevisté a Pye y examiné su famoso cráneo Starchild mientras estaba de gira en Roswell, Nuevo México La presencia de un cráneo deforme en una conferencia OVNI -en lugar de, por ejemplo, una conferencia médica- revela menos sobre el cráneo que lo que su propietario cree acerca de su origen.

Crédito: jingreed.typepad.com
Pye, quien murió el año pasado, fue firme en que su investigación demostró (usó esa palabra, "probado", varias veces) que el cráneo debió haber sido el resultado de los seres humanos que tuvieron relaciones sexuales con extraterrestres. El título del libro de Pye de 2007, "The Starchild Skull: Genetic Enigma or... Human-Alien Hybrid?" ofrece dos opciones para el origen de su cráneo.

Pero esto es un ejemplo clásico de un "falso dilema" de falacia lógica. De hecho, el cráneo Starchild, al igual que otros cientos de cráneos deformados en un grado mayor o menor que se encuentran en el continente americano, no son ni un "enigma genético", ni un "híbrido humano-extraterrestre". Dos conjuntos de pruebas de ADN (una en 1999 y otra en 2003) confirmaron que el cráneo era humano: un niño varón de Norteamérica o de Mesoamérica que probablemente sufrió una afección que conduce a un alargamiento del cráneo y deformación llamada hidrocefalia.

Pye no estuvo de acuerdo, diciendo que la deformación es demasiado extrema para ser un ser humano, una posición curiosa, dado que las deformidades físicas humanas aparecen en una espectacular variedad. La mayoría de los seres humanos normales tienen aproximadamente las mismas características y dimensiones, no vemos adultos sanos con los cráneos del tamaño de una naranja, por ejemplo, o las manos creciendo desde los oídos.

Los caprichos de la naturaleza y los trastornos genéticos pueden y deben crear muy raros, pero perfectamente naturales, seres humanos no extraterrestres que van desde los enanos primordiales hasta los gemelos unidos. Incluso hay una famosa mujer de dos cabezas, Abigail y Brittany Hensel, cuyas vidas han sido documentadas en varios programas de televisión. Es posible que, cientos de años a partir de ahora, una versión futura de Lloyd Pye o Brien Foerster localizarán un esqueleto casi exclusivo de las Hensels y emitirán un comunicado de prensa sensacionalista proclamando una nueva especie humana, o incluso el resultado de una cría extraterrestre.

El escritor Benjamin Radford examina un modelo del cráneo Starchild, que se afirma sería de un híbrido extraterrestre-humano, en 2007. Cortesía de Benjamin Radford

El misterio de los cráneos peruanos de Foerster ha sido adoptado por muchos, aunque los escépticos abundan. Sharon Hill, una investigadora especializada en la comprensión pública de la ciencia y editora del sitio web Doubtful News, dijo a Discovery News que la manera en que los resultados de ADN de los cráneos fueron presentados huele a pseudociencia.

"Esta es una manera poco convencional de hacer afirmaciones 'innovadoras'", señaló Hill. "No cuenta con el apoyo de una universidad, sino con financiación privada. Los resultados iniciales fueron presentados de esta manera poco profesional (a través de Facebook, sitios web y una entrevista de radio por Internet) obviamente porque Foerster y otros investigadores creen que esto es una noticia muy emocionante", dijo.

"Pero la ciencia no funciona para los medios de comunicación social. La revisión por pares es una parte crítica de la ciencia y los proponentes de los cráneos de Paracas han tomado un atajo que socava completamente su credibilidad. Apelar al interés del público en esta práctica cultural que vemos como extraña -deformación del cráneo- en lugar de publicar los datos para el examen de revisión por pares no va a ser aceptable para la comunidad científica".

Si bien puede ser tentador y entretenido buscar razones extraterrestres o incluso sobrenaturales para las extrañas deformaciones humanas, no hay necesidad de hacerlo. Los que tienen libros y DVDs que trafican con el misterio para vender (y documentales para promover) siempre encontrarán un público. Para los antropólogos y anatomistas, sin embargo, no hay mucho misterio acerca de sus orígenes.

http://news.discovery.com/human/psychology/why-pointed-skulls-spawn-alien-theories-140211.htm

Modificado por orbitaceromendoza

No hay comentarios.:

Publicar un comentario