sábado, 24 de octubre de 2015

Espiar a los buscadores de platillos voladores

Espiar a los buscadores de platillos voladores
por Nick Redfern

Crédito: cosmostv.org

Crédito: nicap.org
A menudo me preguntan: ¿Los organismos gubernamentales realmente espían a ciertos elementos de la comunidad de investigación OVNI? La respuesta a esa pregunta es un innegable "¡Sí!" Un ejemplo clásico es el de uno de los colectores principales de datos sobre informes de supuestos OVNIs estrellados, el difunto Leonard Stringfield (der.), quien fue una figura de alto perfil en la comunidad investigadora OVNI estadounidense a mediados de los años 1950 hasta hasta su muerte cuarenta años más tarde.

Autor de dos libros sobre encuentros con OVNIs, así como numerosos "Informes de estado" sobre sus datos de OVNIs estrellados, Stringfield atrajo primero la atención oficial en 1954 -del FBI, nada menos- cuya documentación desclasificada sobre Stringfield deja muy claro que el hombre mismo sospechaba hace más de cincuenta años que sus actividades de OVNIs habían sido objeto de una operación oficial de vigilancia.

De acuerdo con el FBI: "Una fuente de fiabilidad desconocida, un conocido de Leonard H. Stringfield, quien es el director de la organización Civilian Research Interplanetary Flying Objects, en octubre de 1954 informó que Stringfield es el director de la organización y está asistido por su esposa, y que Stringfield escribe y publica mensualmente el multi-litografiado 'Boletín' de la organización. Él usa el 'Boletín' para reportar noticias relativas a los avistamientos de platillos voladores y afirma que el 'Boletín' ahora tiene una circulación mundial de unos 4.000 ejemplares". 

El FBI continuó: "La misma fuente suministra una copia del 'Boletín' [que] informa que Stringfield tuvo una conversación privada con el teniente coronel John O'Mara, subcomandante, Inteligencia, Fuerza Aérea de los Estados Unidos, el 21 de septiembre de 1954, y que, en esencia, el coronel O'Mara dijo Stringfield que existen platillos voladores y que las contradicciones del pasado eran lamentables. Stringfield ha declarado que cree que su teléfono de su casa está siendo monitoreado, presumiblemente por la Fuerza Aérea, y que, por tanto, hace sus llamadas telefónicas al teniente O'Mara en la base de la Fuerza Aérea en Wright-Patterson desde su oficina. Stringfield, al hablar de la posibilidad de que la Fuerza Aérea de Estados Unidos pudiera detener sus operaciones, hizo una declaración en el sentido, 'La Fuerza Aérea no puede hacerme nada. Estoy afirmando que los platillos son interplanetarios.'" 

En lo que se refiere a la vigilancia oficial de Stringfield en los últimos años, el investigador Bill Moore -un investigador que había reconocido ampliamente los vínculos con la comunidad de Inteligencia de Estados Unidos en la década de 1980 y quien fue co-autor con Charles Berlitz del primer libro sobre la controversia del "OVNI estrellado" de Roswell de 1947, The Roswell Incident- declaró en la edición del 30 de septiembre de 1989 de Focus lo siguiente: 

"A partir de mi propio conocimiento y experiencia, puedo resumir las personas que fueron objeto de interés de la comunidad de inteligencia entre 1980 y 1984. Es importante recordar aquí que, en algunos casos, yo no estuve involucrado personalmente, sino que sólo era consciente de estas idas y venidas a través de conversaciones con los demás... " 

Moore continuó: "Stringfield siguió siendo sujeto de un cierto interés a través de 1983, luego de aquello había oído muy poco de él. La gente [de contrainteligencia] parecía saber mucho sobre Len y sus fuentes. La impresión que me dio fue que alguien mucho más cerca de lo que yo estaba, llevaba la cuenta de sus actividades, pero, por supuesto, yo nunca lo supe con certeza".

Crédito: amazon.com
En 1991, el propio Stringfield escribió: "Tengo otras fuentes actuales que parecen saber que soy actualmente un tema de interés para la comunidad de inteligencia. Si pudiera sacar conclusiones a partir de las tribulaciones de mis experiencias pasadas, entonces estoy siendo sometido además tanto a la buena información y desinformación... "

Leonard Stringfield murió en diciembre de 1994, sin saber realmente si los datos proporcionados por sus fuentes denunciantes sobre los OVNIs estrellados eran genuinas o si era una desinformación cuidadosamente orquestada. Pero, que estaba siendo vigilado por alguien, especialmente a causa de sus actividades basadas en los platillos, parece muy probable. 

Y, Stringfield fue sólo uno de muchos, como voy a revelar en los próximos posts...
 

Modificado por orbitaceromendoza

1 comentario:

  1. Muy buena información !!!! y sí, hace años conocí a un americano que había estado en la US AIR FORCE como piloto en Vietnam y me dijo que cuando iba con su avión se encontró con una nave que lo iba siguiendo, pero no pudo decir nada a sus superiores cuando aterrizó, porque tenían prohibido hablar sobre el tema OVNI.

    ResponderEliminar