lunes, 25 de abril de 2016

¿Los extraterrestres son reales? Si es así, la ciencia dice que no se parecerán a lo que usted espera

¿Los extraterrestres son reales? Si es así, la ciencia dice que no se parecerán a lo que usted espera
Por Tom McKay

Crédito: Keith Srakocic / AP

¿Encontrará algún día la humanidad hermanos afines entre las estrellas? Esto sirve para buenos libros y películas y los últimos descubrimientos científicos han sugerido que planetas en el mismo rango de condiciones habitables como la Tierra pueden ser sorprendentemente comunes.

Pero si la vida ha surgido en otros planetas, las diferencias entre Homo sapiens y sus nuevos amigos de otros mundos es probable que sea mayor a lo que en Star Trek se habría pensado. 

Los antiguos alienígenas tropo de la ciencia ficción se parecen mucho a los seres humanos, excepto con algunas características casualmente reordenadas para que se vean exóticos, no tienen ninguna base en la ciencia. Si bien el fenómeno de la evolución convergente ha dado lugar a que muchas especies de la Tierra han desarrollado rasgos similares (como el vuelo) de forma independiente, esas características se desarrollaron en condiciones terrestres y evolutivas similares.

Cuentos de mirada salvaje de pequeños hombres verdes han entretenido a los seres humanos durante generaciones. Pero la única teoría plausible de una presencia
verdaderamente extraterrestre humanoide en la galaxia podría ser la panspermia, una teoría en la que algunos creadores, ya sea que deliberadamente sembraron la vida en diferentes planetas o que los microbios se propaguen por el universo sobre la basura espacial. Por otro lado, las probabilidades de que de todas las infinitas formas que la vida extraterrestre pudiera tomar, se reflejara en nuestra humanidad, son muy bajas. 

Las propiedades únicas del carbono, que forma dobles enlaces con otros átomos de carbono "natural y fácilmente" en comparación con otros elementos como el silicio, forman la base de toda la química orgánica, escribió Scientific American. "El carbono es el principal componente de los azúcares, proteínas, grasas, ADN, tejido muscular, casi todo en su cuerpo."  

Sin embargo, las formas de vida con bioquímicas alternativas basadas en elementos como el silicio podrían evolucionar en diferentes condiciones planetarias. Aunque el agua es, con mucho, el disolvente orgánico más común y adecuado disponible para la vida en otros planetas, también es posible que otros compuestos como el amoniaco o el sulfuro de hidrógeno podrían ocupar el rol. Cambie cualquiera de los bloques de construcción comunes a la vida en la Tierra -o simplemente cambie cualquiera de las condiciones locales en los que se montan los bloques de construcción- y las probabilidades de otros mundos vivientes parecidos al nuestro se desvanece de manera significativa.  

Del Massachusetts Institute of Technology, la científica planetaria Sara Seager, junto con sus colegas William Bains y Renyu Hu, constryeron modelos específicamente para detectar exoplanetas, en donde los gases atmosféricos están fuera de equilibrio, lo que sugiere una interferencia biológica o mecánica en su química natural, informó la revista New Scientist.  

Por ejemplo, "En planetas con atmósferas dominadas por el hidrógeno, el modelo predice que el cloruro de metilo, sulfuro de dimetilo y el óxido nitroso podrían indicar la presencia de vida: cantidades plausibles de vida extraterrestre en la superficie podrían producirlos en cantidades que sean detectables."  

La vida en estos planetas podría radicalmente tener diferentes diseños biológicos, partiendo de lo radial en lugar de la simetría bilateral hasta tener sólo una célula. Todo es posible. 

Embajadores extraterrestres dando la bienvenida a la Tierra en una unión galáctica, o alternativamente soldados extraterrestres nivelando ciudades enteras utilizando máquinas de guerra llenas de armamento de plasma, son accesorios comunes en la ficción. Pero aun suponiendo que la humanidad descubra vida extraterrestre en el universo que sea compleja e inteligente, aquella inteligencia puede ser tan completamente ajena como para hacer improbable una interacción significativa.  

De hecho, dada la probada trayectoria de la humanidad de practicar la violencia, la guerra y el caos, y nuestra extraordinaria capacidad de adaptación a una serie de condiciones, es posible que otras especies nos pueden ver como una amenaza que vale la pena evitar a toda costa.  

También es imposible predecir si una psicología extraterrestre que tenga poco en común con la nuestra, vería el contacto entre especies como algo más que una curiosidad. Las diferencias fisiológicas y culturales pueden suponer una dificultad insuperable.  

"Hay un montón de criaturas en la Tierra que son tan sorprendentemente diferentes de nosotros que apenas las podemos comprender", dijo el autor de ciencia ficción Aaron Rosenberg a Popular Mechanics. "Trate de observar como un pulpo se empuja a través de una pequeña grieta en un tanque de vidrio en algún momento, o examine a un gusano cornudo del tabaco, o mire a una mantis religiosa de cerca. Un extraterrestre real estaría tan lejos de todo lo que hemos podido imaginar que apenas seríamos capaces de comprender su existencia. Y nosotros les pareceríamos tan completamente desconcertantes y extraños a ellos". 



http://mic.com/articles/141070/are-aliens-real-if-they-are-science-says-they-won-t-look-like-what-you-expect#.i9io04fmK 

Modificado por orbitaceromendoza

1 comentario:

  1. En mi opinión es infinitamente improbable que haya otros seres inteligentes parecidos en algo a nosotros.Las posibilidades a conjugarse son tan grandes que cualquier combinación por mas pequeña que sea modificaría sustancialmente la morfología y fisonomía de la criatura en cuestión.Como dice esta misma nota, en nuestro propio planeta hay miles de especies tan diferentes a los seres humanos cin los que compartimos el mismo medio ambiente y origen ,que pensar que pudiese haber organismos similares a nosotros en otro punto del universo es realmente descabellado.

    ResponderEliminar