domingo, 10 de abril de 2016

Una crítica a los críticos de la Ufología

Una crítica a los críticos de la Ufología
Sobre la ciencia y la mortalidad.
por Billy Cox

Crédito: suncitybeergeek.wordpress.com

Hace algunos años, los analistas de la Oficina Nacional de Investigación Económica (National Bureau of Economic Research - NBER) decidieron tratar de cuantificar el candado que "los científicos de élite" ejercen sobre sus disciplinas elegidas. Ellos querían saber si el lamento del premio Nobel Max Planck sobre el ego se podía probar estadísticamente: "Una nueva verdad científica no triunfa convenciendo a sus oponentes y haciéndoles ver la luz, sino más bien porque sus oponentes eventualmente mueren, y una nueva generación crece y está familiarizada con ella".

Orientada hacia las ciencias de la vida, NBER formó una base de datos de 12.935 científicos cuyos rendimientos de las publicaciones, patentes, niveles de financiación y el pedigrí de sus pares -es decir, la pertenencia a la Academia Nacional de Ciencias o al Instituto de Medicina- satisfacían criterios básicos. Desde allí, NBER destacaba a 452 nombres. Todos fueron considerados las estrellas de rock de su generación, alrededor de 1975-2003. Más significativamente, cada uno de ellos murió antes de retirarse.

Los resultados del estudio -publicado en diciembre bajo el título “Does Science Advance One Funeral at a Time?” ("¿La ciencia avanzará un funeral a la vez?")- mostraron cómo la posterior actividad de publicación por parte de los colegas de las estrellas fallecidas decayó precipitadamente, en un 40 por ciento, tras la muerte de las luminarias. En ese vacío aumentó el trabajo de los no colaboradores. Subió un 8 por ciento en un año. Dentro de cinco años, los documentos de los no colaboradores "compensan íntegramente la disminución de la productividad de los colaboradores". 

NBER resumió lo que había estado sucediendo de esta manera: "Las posturas idiosincráticas de los científicos individuales pueden hacer mucho para alterar, o al menos retrasar, el curso del avance científico." Conclusión: "Mientras que los co-autores sufren después del fallecimiento de una súper estrella, no es simplemente el caso de los científicos estrella en un laboratorio competente asumiendo el manto de liderazgo. Más bien, el impulso proviene en gran medida de los extraños que parecen abordar las cuestiones principales dentro del campo, pero mediante el aprovechamiento de las ideas nuevas que surgen en otros dominios".  

Uh oh. Extraños.  

Lo que nos lleva a la última fantasía pintada por números del astrónomo Seth Shostak, de 72 años. 

"Los aficionados a los OVNIs se consideran a sí mismos como héroes, se les niega un lugar que les corresponde en el panteón del descubrimiento... Es la lucha de clases: el proletariado frente a los privilegiados" - Seth Shostak / (CRÉDITO: futurism.com)

Campeón de la búsqueda de inteligencia extraterrestre a través del modo exclusivo de los radiotelescopios, autor de cuatro libros, además de unos 60 artículos de investigación revisados ​​por pares, por no hablar de más o menos 300 artículos populares, que van desde la astronomía a la tecnología, Shostak está tan adentro del asunto que es co-autor de un libro de texto de nivel universitario sobre astrobiología. Además de que ha hecho una gran cantidad de apariciones en documentales y series de televisión. Individuo elegante, con claridad. Élite. Fue recompensado por esos esfuerzos en diciembre, cuando recibió el Premio Carl Sagan por la Popularización de la Ciencia. Y como miembro de la Comisión para la Investigación Escéptica, nunca pierde la oportunidad de recordar a los estadounidenses de que los OVNIs son una pérdida de tiempo.   

Así:, detectando una afrenta potencial a la corriente principal del pensamiento grupal por la reciente iniciativa de Hillary Clinton para transparentar los documentos OVNI federales, Shostak sintió la necesidad de traducir su interés declarado en lenguaje para que los lectores del Huffington Post puedan entender. Desde su primera frase -"Si usted está preocupado por los pequeños individuos grises sin pelo y ojos amigdaloides, Hillary Clinton quiere ayudarlo"- está eminentemente claro que el astrónomo del Instituto SETI se ha descalificado a sí mismo de cualquier discusión significativa sobre el Gran Tabú.

Shostak hace lo que siempre hace. Cae de nuevo sobre la veracidad del Proyecto Libro Azul de la Fuerza Aérea, y caracteriza a "aquellos cuyas mentes están invertidas en la historia de la visita de extraterrestres" como pensadores delirantes. No tiene en cuenta, por supuesto, a las personas que hacen tales afirmaciones, las personas que piensan que las trazas de radar de raros *&#! en el cielo son interesantes, y para las personas que desean que las figuras de autoridad como Shostak dejaran de hacer proselitismo y de hecho investigaran los acontecimientos que ocurren en el siglo 21. O, en su defecto, al menos dejaran de tergiversar las cosas, al igual que la posición del Ministerio Británico de Defensa sobre los OVNIs.
 

"El Ministerio de Defensa dijo que después de más de medio siglo de tomar consejos de línea directa, no habían aprendido nada de los militares o valor científico", escribe Shostak, quien ni siquiera tiene por qué googlear más sobre OVNIs porque él está montado en el tren del dinero fácil de SETI de los $ 100M de Yuri Milner. "También lanzaron decenas de miles de documentos relacionados con el gobierno." 

Bueno, no, lo siento hombre, estás totalmente equivocado en ese primer punto. De acuerdo con un estudio del Ministerio de Defensa desclasificado en 2006, denominado Proyecto Condign, los británicos están definitivamente interesados ​​en seguir lo que prefieren llamar fenómenos aéreos no identificados (Unidentified Aerial Phenomena). Ese es el mismo término que Clinton utilizó la semana pasada en su entrevista de Jimmy Kimmel. Luchando para darle sentido a la evidencia que consideraron durante 1997-2000, los analistas coincidieron en Reino Unido para describir a los UAP como "formaciones de plasma boyantes." Bajo la definición del Ministerio de Defensa, los UAP son un fenómeno meteorológico tan extraño, tan intenso, que puede someter a los observadores a la radiación por exposición, alucinaciones, episodios de "tiempo perdido", e incluso causar que los pilotos hagan maniobras evasivas. 

"La relevancia del plasma y de los campos magnéticos a los UAP era una característica inesperada del estudio. Se recomienda", declararon los autores, "que más investigación debe llevarse a cabo sobre la aplicabilidad de las diversas características en diversas aplicaciones militares novedosas." 

Whoa, oye, loco "tiempo", ¿eh? Con incidencia en la defensa para arrancar. Mmmm... huele a $$$. Aún así, 10 años después de la desclasificación de Condign, y sin ningún seguimiento que hablar. Eso podría significar una de dos cosas: 1) una investigación clasificada está en curso o, más probablemente, 2) una generación más informada de científicos está esperando que reductores de la velocidad como Shostak se salgan del camino para que una era menos doctrinaria de la investigación pueda comenzar. 



http://devoid.blogs.heraldtribune.com/15501/on-science-and-mortality/ 

Modificado por orbitaceromendoza

1 comentario:

  1. Seria interesante saber los argumentos por los cuales el científico Shostak sostiene que el fenomeno ovni no existe o al menos no es lo que todos creen que es.

    ResponderEliminar