martes, 19 de febrero de 2013

Chile
Cabo Valdés nunca fue abducido en el norte del país
El cabo Valdés protagonizó uno de los casos más sonados y extraños de la historia de la ufología. Sin embargo, su historia era absolutamente falsa.

Crédito: lacuarta.com

En 1977 un grupo de militares chilenos aseguraron haber vivido una experiencia paranormal. Se trata del denominado caso del "cabo Valdés" recordado en la conciencia popular ya que los soldados afirmaban que tuvieron contacto extraterrestre.

La historia fue traspasada durante generaciones hasta estos días cuando su protagonista decidió contar la verdad.

Entre las cosas que aseguraron ver fue una neblina que los rodeaba y luego vieron una nave especial. Armando Valdés quien estaba al mando de la patrulla que desarrollaba labores a 5 kilómetros de Putre, dijo que en ese momento había sido abducido por la nave espacial.

Luego de 36 años, el ahora ex suboficial y pastor evangélico Armando Valdés reconoció que jamás pensaron que eran extraterrestres y que sólo vieron algo que los atemorizó. Además le aseguró que en el momento en que desapareció del grupo de soldados había salido a orinar.

A pesar de su confesión algunos de los militares que vivieron esa aventura continúan sosteniendo que las visiones fueron reales.


Cabo Valdés se confiesa: "Nunca me abdujeron"
Ex militar del famoso encuentro cercano con "etés" ahora dice que no pasó naipe.
Por JL Barrientos

El cabo Armando Valdés, famoso por haber sido abducido por extraterrestres en el norte de Chile en 1977, sacó la voz luego de 6 años de alienígeno silencio.

Lo primero que dejó en claro el ex uniformado y actual pastor evangélico, en el II Encuentro Ufológico que se realizó este finde en Maipú, es que hay una  tonelada de chivas y mitos en torno a lo sucedido la madrugada del 25 de abril de 1977, donde los extraterrestres lo habrían agarrado, según verseros de la ufología mundial.

"Nunca fui abducido, no existe contacto de primer, ni de segundo, ni de tercer  tipo", largó de entradita el terrícola.

Frente a la luz que vio posarse a 500 metros de las pesebreras junto a sus muchachos esa noche de 1977 no tiene explicación, es más, en el momento pensó que era un meteorito de la fortuna, pero nunca una nave extraterrestre.

"En ese momento quería partir a ver dónde había caído esa luz, para sacar un trocito de oro y hacerme millonario, pero no fue", larga entre risas.

El verso de haberse perdido por 15 minutos y haber llegado con barba de días según los relatos que se han hecho desde siempre, es una pura lesera para el pastor.

"Estábamos con mis muchachos agazapados en las pesebreras que habíamos fabricado de piedra y barro para los caballos, cuando en eso la luz del OVNI se puso tan fuerte que decidí salir a ver desde un costado, y probablemente me pegué una orinada. Cuando regresé a la pesebrera mandé un salto desde la entrada hacia el interior desde una piedra, a lo que los muchachos interpretaron que me habían dejado caer desde una nave intergaláctica y que mi barba era más larga que de la mañana". 

Nos largó, que todo fue producto del miedo de los muchachos, y que el café para el frío no tenía malicia esa inexplicable noche.

"Los ufólogos chantas deberían de dejar de utilizar mi caso para hacer plata, yo no conocí Ganymides, ni tengo un chip implantado en el cuerpo, ni menos tengo poderes sanadores".

Agregó que sólo vino desde el sur en avión y no en OVNI para chantar a muchos que se aprovechan de su nobleza.

http://www.lacuarta.com/noticias/cronica/2013/02/63-150906-9-cabo-valdes-se-confiesa-nunca-me-abdujeron.shtml

4 comentarios:

  1. No creo que haya sido tan noble, si recien dice la "verdad", después de 35 años. Hizo fama, plata, y encima se hace pastor evangelico. Lo más probable, para mi,que conozco de evangelistas, es que éstos, le hayan dicho "eso que le pasó es del demonio. Venga a con nosotros a orar, y desmienta todo porque si no se va al infierno." De paso se va a hacer una iglesia, y con su historia, puede ser un tipo que pueda llenarse de oro, pero no de pepitas, sino plata chilena y hasta euros, ahora que valen mucho, eh. Aca en este mundo,Luis, insisto, lo mejor es hacer chistes...eh. Esta lleno de pavadas, ciertas, probables, y fantasticas. Todo esto es INDIVIDUAL. Y si yo voy a hablar lo mio, a un oongreso, o no me entienden, o se rien, o lo que mas pasa: son indiferentes como con todo lo que pongo en facebook. Asi, que viva la amistad del café y los cafés!.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Luis-Emilio. Lamentable pero cierto. Al final resulta que tenían razón los escépticos. En general -ante las graves lagunas que siempre presentaban sus declaraciones- los negacionistas del fenómeno OVNI mantenían la tesis de que el cabo Valdés se escapó del grupo para ir a orinar, se demoró en el regreso y luego dijo que lo habían secuestrado extraterrestres para justificar la barba de cinco dias sin afeitar, con el fin de evitarse el arresto de los superiores, y parece que así ocurrió. El caso es que, cuando hace un par de años, le vi hablando en el programa Cuarto Milenio, de TV´4, presentado por Iker Jiménez, ya me pareció sospechosa su actitud al no aclarar detalles y manifestar que "todavía hoy trato de aclararme mentalmente sobre lo que realmente ocurrió aquella noche...". En fin, casos como éste, que han llenado portadas de periodicos y revistas de todo el mundo promoviendo la psicosis sobre visitas de entidades extraterrestres, no hacen sino denigrar la verdadera esencia del fenómeno OVNI que no dudo existe y es real. Saludos desde Alicante (España).

    ResponderEliminar
  3. Hey, L. Emilio!! "¡USTEDES NO SABEN QUIENES SOMOS NI DE DONDE VENIMOS!"...¿Les suena? Chao!!!

    ResponderEliminar
  4. Se veia venir de lejos. Armando Valdés arrastraba un problema de conciencia. Al final su conciencia pudo más en la lucha interna que mantuvo con la popularidad. Un saludo.

    ResponderEliminar