lunes, 30 de noviembre de 2020

El incidente OVNI con el helicóptero de Coyne, en Mansfield, en 1973

EE.UU.
El incidente OVNI con el helicóptero de Coyne, en Mansfield
por Marcus Lowth


Bosquejo de OVNI por el testigo Larry Coyne.


El incidente de octubre de 1973 en Mansfield, Ohio, fue presenciado por cuatro pilotos militares profesionales, así como por múltiples testigos en el terreno. Además, el encuentro aún es inexplicable, pero se considera uno de los incidentes más auténticos. Una aeronave desconocida y altamente avanzada se acercaría a un helicóptero militar y luego se detendría repentinamente frente a ellos, flotando en silencio.

Cada uno de los pilotos firmaría un testimonio jurado sobre la autenticidad del encuentro, tal fue la convicción de lo que vieron. Quizás más importante fue que el comandante del helicóptero en cuestión eligió hablar con los medios de comunicación antes de ser interrogado por sus superiores. Esto, correcta o incorrectamente, según su perspectiva, impidió que se clasificara cualquier aspecto del incidente.

Los investigadores de OVNIs todavía investigan activamente el caso hoy y aún buscan testigos que quizás no hayan presentado sus relatos. Veremos algunos de esos nuevos informes de testigos previamente desconocidos un poco más tarde. 

Curso de colisión con una luz roja extraña

Cuando el helicóptero UH-1 de la Reserva del Ejército atravesó el cielo nocturno el 18 de octubre de 1973, los eventos estaban a punto de volverse surrealistas. La tripulación de cuatro hombres (el capitán Lawrence Coyne, el teniente Arrigo Jezzi, el sargento John Healy y Robert Yanacek) había viajado desde Cleveland a Columbus esa misma noche para un examen médico estándar regular. Después de eso, abordarían su vehículo a las 10:30 pm y partirían para su viaje de regreso a Cleveland. Fue mientras estaban sobre Mansfield que la noche dio un giro extraño.

Estaban volando a 2.500 pies, con una mezcla de bosques, colinas y tierras de cultivo debajo de ellos. Fue Healy quien primero vio la extraña luz roja a su izquierda. Estaba a cierta distancia, pero parecía demasiado brillante para ser una luz de avión estándar. Guardaría el avistamiento para sí mismo, pero mantendría sus ojos en él. Varios momentos después, Yanacek notó la luz roja también. Cuando comenzó a acercarse a su aeronave, informó a su comandante, Coyne.

Coyne creyó estar en un curso de colisión con el objeto, empujó el helicóptero hacia abajo, descendiendo alrededor de 500 pies. Al hacerlo, solicitaría información a la torre de control en Mansfield. Unos segundos después del contacto de radio inicial con la torre, sus comunicaciones comenzaron a interrumpirse.

El objeto rojo seguía en dirección a ellos. Los hombres se prepararon para el impacto.

"Toda la cabina se volvió verde"

Justo cuando el objeto estaba a punto de estrellarse contra el helicóptero, se detuvo por completo justo enfrente y ligeramente por encima de ellos. El objeto metálico, con forma de cigarro, colgaba en el aire ¡llenando todo el parabrisas! La cuadrilla estimaría que el objeto tenía alrededor de sesenta pies de largo y unos veinte pies de alto.

Los cuatro hombres miraron con asombro a esta enorme nave de otro mundo. De repente, una luz verde "osciló" desde abajo y golpeó el parabrisas del helicóptero. Según Coyne, "toda la cabina se volvió verde" cuando la luz iluminó todo en un lavado verde brillante.

Después de unos segundos, la luz se apagó y el objeto se movió hacia el oeste a gran velocidad. Coyne, quien tenía la altura del helicóptero bloqueada durante todo el incidente a 1.700 pies, se dio cuenta de que estaban repentinamente a una altura de 3.500 pies. Habían subido casi 2.000 pies "en cuestión de segundos y nunca lo supieron".

De repente, un "sonido" golpeó el helicóptero, e instintivamente Coyne subió un poco, con el vehículo nuevamente bajo su control. La tripulación, estaba todavía agitada, pero con toda la calma continuó hasta Cleveland, donde harían un informe oficial del incidente. Sin embargo, a diferencia de muchos encuentros con pilotos de aviones, militares o comerciales, Coyne daría su informe a los medios al aterrizar. Un reportero local de Cleveland publicó la historia al día siguiente. Poco después, Coyne apareció en el "Show de Dick Cavett" y habló del encuentro a una audiencia nacional. Es debido a sus acciones que el relato se ve en gran medida como creíble. Tampoco le dio al Ejército ninguna posibilidad de encubrir o ridiculizar el incidente. E incluso si lo hubieran intentado, varias personas a continuación también presenciaron los extraños sucesos que se desarrollaron.

Los testigos de "tierra"

Hubo varios testigos en el terreno que corroboraron los relatos de los pilotos. Uno de ellos fue Jim Carver y su familia, que conducían a su casa rural en las afueras de Mansfield. Junto con Jim estaban sus tres hermanos y su madre, Emma. Poco después de las 11 pm, notaron una extraña luz roja en el cielo sobre ellos. Parecía estar acercándose.

Emma giró el automóvil en la Ruta 430. Mientras lo hacía, tanto ella como sus cuatro hijos podían ver dos luces arriba. Una era roja, y la otra, verde. Mientras cada uno de ellos miraba las luces con fascinación, notaron el sonido de un helicóptero que se acercaba. Emma detuvo el auto a un lado de la carretera y ella y sus hijos salieron para ver los eventos de arriba.

Podían ver el enorme objeto con forma de cigarro que se cierne sobre el helicóptero. De repente, fueron testigos de la luz verde brillante que salía de la parte inferior y bañaba no solo la cabina de mando en verde fluorescente sino todo lo que estaba a la vista. "El bosque, el auto, todo se volvió verde", fue un informe de un testigo que se encuentra debajo.

Como informó la tripulación, después de unos segundos, la luz se apagó y el objeto se alejó, lanzando un breve destello de luz brillante y blanca.

Por cierto, hubo un aumento en los avistamientos de OVNIs en los Estados Unidos en octubre de 1973. Varios casos prominentes llegaron a los titulares nacionales. Quizás el más famoso fue el Incidente de Pascagoula que presentó afirmaciones de secuestro de extraterrestres. 

Aparecen nuevos testigos

Quince años después, en 1988, un nuevo testigo se presentó con información. Jeanne Elias, de la zona sureste de Mansfield, recordó haber estado en la cama viendo las noticias de las once de la noche, cuando el sonido de un helicóptero extremadamente bajo hizo que dejara de mirar la televisión. Estaba acostumbrada a los aviones de bajo vuelo ya que su casa estaba a solo seis millas de la pista del aeropuerto de Mansfield. Sin embargo, este avión sonaba más bajo de lo normal y temía un choque inminente.

Cuando ella entró en pánico, "escondió su cabeza debajo de la almohada" en su cama. Podía escuchar a su hijo adolescente, John, llamándola desde su habitación de al lado. El fuerte ruido sordo lo había despertado, y una luz verde brillante llenaba su habitación desde el exterior.

Tras una apelación en el 'Mansfield News Journal' en 2015 para los testigos del incidente de Mansfield, muchas personas presentaron nueva información. Uno fue Brian Stevens, quien en el momento del incidente tenía 13 años de edad. Recordaría haber visto una bola roja-naranja que "no pudo quitarle el ojo" mientras caminaba por Ohio 39.

Otro nuevo testigo, Glenn Stout, trabajó en Mansfield Tire. Él y varios compañeros de trabajo estaban en un descanso en el muelle trasero cuando "una luz de aspecto loco" aceleró hacia un helicóptero, casi chocando. Un detalle particularmente extraño ofrecido por Stout fue su factura de electricidad en el hogar durante el mes siguiente al incidente: solo $ 4. Se preguntó si la sorprendentemente baja factura tenía una conexión con la sobrecarga del OVNI esa noche.

Judith Hamm fue otra persona que presenció los extraños sucesos de octubre de 1973. Afirmó haber casi "gritado en voz alta" cuando presenció lo que pensó que eran "dos aviones a punto de chocar entre sí". Hamm creyó que era un avión militar. Hasta leer historias del encuentro posteriormente.

No es “nada militar”

Les Kiser, quien tenía 13 años de edad en el momento del avistamiento, sería testigo de los extraños eventos de su jardín trasero junto con su hermana de 30 años. Mientras hacían tareas en el patio, una enorme nave de forma ovalada apareció a la vista sobre ellos. Había dos luces rojas en el objeto que repentinamente desaparecieron para ser reemplazadas por una luz verde intensamente brillante. Podía ver claramente el helicóptero frente a la nave, brillando en las olas verdes.

Kiser sintió de inmediato que era un OVNI. Su hermana, sin embargo, le diría que "¡probablemente sea militar! ¡No le digas nada a nadie sobre eso!" Le diría al 'Mansfield News Journal' en 2015, "¡Sé lo que vi y no fue nada militar!"

Sin embargo, la advertencia de su hermana no se perdió por completo en Les. Él no hablaría de ello hasta que se presentara un llamado a los testigos a través del periódico. Él diría que la experiencia "fue tan fuerte para mí que nunca la perdí en mi mente".

Tal vez lo que se vio esa noche en los cielos de Mansfield, Ohio, nunca se sepa. Si bien no está fuera del alcance de la posibilidad de que el Ejército tenga más información sobre el caso, el hecho de que Coyne haya pasado por alto los canales pesados ​​de censura potencial al hablar directamente con los medios de comunicación sugiere que el incidente está casi intacto. Está abierto o no al debate si hubo participación militar clandestina en algún lugar de la línea de tiempo del episodio. Como es la pregunta de si el incidente es parte de la aparente ola de avistamientos en octubre de 1973. Si hubo una oleada de actividad en este momento, ¿cuál fue la razón?




Modificado por orbitacderomendoza

domingo, 29 de noviembre de 2020

Una odisea de 10 años: cómo serán las estaciones espaciales en 2030

Una odisea de 10 años: cómo serán las estaciones espaciales en 2030
El nuevo plan de la NASA para la órbita evoca una vista sorprendente del gobierno y el comercio en el espacio.
Por Joe Pappalardo


ISS en órbita terrestre, vista más cercana. (Crédito: Matthias Kulka)


El lunes 2 de noviembre marcó el vigésimo aniversario de una presencia humana continua a bordo de la Estación Espacial Internacional. Es un hito monumental, un logro que representa la capacidad de la humanidad para superar la geopolítica (y la gravedad) en un esfuerzo por embarcarse en lo que puede ser el mayor esfuerzo científico que los terrícolas hayan conocido.

Pero el espacio tal como lo conocemos está cambiando.

Tom Cruise tiene planes de filmar una película de acción a bordo de la estación espacial. La compañía de perfumes Estée Lauder quiere filmar un comercial en microgravedad. Y la NASA anunció el año pasado que reabriría la Estación Espacial Internacional a los turistas espaciales, lo que provocó una oleada de atención de los medios y una exuberancia geek. La atención se centra en la oportunidad para que los turistas espaciales visiten la ISS, una excursión de $ 35.000 la noche para los clientes, pero la parte del anuncio que recibió menos atención probablemente tendrá un impacto mayor a largo plazo: las nuevas reglas relajadas para la investigación con fines de lucro hechas en órbita.

Proyectar estas tendencias en el futuro es la única forma de ver qué pueden permitir estos cambios. Por supuesto, predecir el futuro de los vuelos espaciales ha sido una tontería e invita a los futuros lectores a reír con una burla bien merecida, pero avancemos rápido para imaginar el futuro de las estaciones espaciales dentro de cinco y diez años.

Todas las actividades comerciales mencionadas se basan en los esfuerzos actuales, dentro y fuera de la NASA, mientras que algunas solo se usan como ejemplos de lo que es posible y no deben tomarse como un respaldo (pero creemos que son geniales).

2025: una fábrica en el espacio


Crédito: Jack Olson


La Estación Espacial Internacional, una de las maravillas de la ingeniería de la historia, todavía está bajo la dirección de la NASA. El esfuerzo por recortar los fondos nunca ha tenido éxito, pero el precio anual de $ 4 mil millones de apoyo a la estación está minando los esfuerzos para poner una bandera estadounidense en Marte. Por lo tanto, la vida útil de la vieja estación no se prolongará, lo que tiene sentido desde el punto de vista de la ingeniería y la economía; ni siquiera los políticos pueden argumentar contra la gravedad y la fatiga del metal.

Sin embargo, se están plantando a bordo las semillas de una nueva industria. La señal más clara de esto es el prototipo de hotel espacial adjunto al módulo Harmony de la estación. En el interior, un par de ingenieros de la empresa están realizando un vuelo de prueba para validar el diseño. La idea no es seguir siendo un anexo de la ISS, sino hacer volar el hardware por sí solo y convertirse en un destino de vuelo libre con fines de lucro.

Hay estantes de experimentos exteriores e interiores para investigadores, y para turistas, ventanas grandes y sacos de dormir de doble ancho adecuados para una luna de miel orbital. Dentro de la ISS, un visitante está listo para llegar. Hace unos años, esta persona no tenía un método razonable para explorar el espacio, pero cuando las reglas cambiaron en 2019, este actor/músico adinerado se hizo con un boleto de ida y vuelta sin tener reparos en poner 50 millones de dólares por una semana en el espacio.

La celebridad pasa flotando junto a un montón de experimentos, sin mirarlos. En su interior se encuentra el mayor crecimiento de cristales de proteínas jamás intentado en órbita. Estudiar moléculas de proteínas individuales es extremadamente difícil porque son muy pequeñas. Sin embargo, investigadores inteligentes han descubierto que el cultivo de un cristal a partir de moléculas de proteínas creará una matriz repetida que puede revelar la estructura molecular. Entonces, si conocen la estructura exacta de la proteína, pueden diseñar medicamentos con ella.

Hay varios proyectos en curso dentro de los estantes, destinados a desentrañar la enfermedad de Parkinson, encontrar antídotos para agentes tóxicos y desarrollar inmunoterapia para el cáncer. Estos proyectos precedieron a 2019, pero se aceleraron desde que se eliminaron los límites de investigación con fines de lucro.

Aquí hay una economía de escala: los bastidores de experimentos se han agrandado y optimizado por una empresa de investigación espacial, por lo que varias empresas farmacéuticas interesadas tienen espacio de costo compartido en un vuelo espacial privado a la estación. Aún se necesitan astronautas para realizar los experimentos, pero la compañía de investigación espacial ha automatizado el proceso tanto como ha sido posible.

La investigación realizada en el espacio está teniendo un impacto en casa. Se están inventando innovaciones de fabricación aquí que no se podrían descubrir en la Tierra: esferas microscópicas perfectas (cortesía de la falta de tensión superficial) para encapsular drogas, fibra de vidrio con una suavidad y velocidad de transmisión sin precedentes, y láminas ultrafinas de galio arseniuro que se puede utilizar en semiconductores.


La impresora 3D que está a bordo de la ISS hoy. (Crédito: Emmett Given/NASA)


Junto con estos experimentos, hay una impresora 3D en una caja adjunta al casco. Su brazo robótico está colocando capas de material en un marco de celosía largo. Estos son paneles solares, que se fabrican en el espacio donde también se utilizarán. Cuanta más superficie, más energía se puede recolectar, pero los vehículos de lanzamiento no pueden caber en estructuras tan largas y planas en sus vehículos. Ahí es donde entran en juego esos complejos paneles solares plegables. Pero hacer paneles en el espacio permite tamaños optimizados y elimina el riesgo de un mal funcionamiento cuando el conjunto se despliega. Lo simple siempre es mejor.

SpaceX y Boeing continúan enviando astronautas hacia el cielo (y cosechan las recompensas públicas por llevar astronautas y personajes famosos a la estación), pero es la nueva generación de avances en la fabricación que realmente lo cambiarán todo.

Junto con estos experimentos, hay una impresora 3D en una caja adjunta al casco. Su brazo robótico está colocando capas de material en un marco de celosía largo. Estos son paneles solares, que se fabrican en el espacio donde también se utilizarán. Cuanta más superficie, más energía se puede recolectar, pero los vehículos de lanzamiento no pueden caber en estructuras tan largas y planas en sus vehículos. Ahí es donde entran en juego esos complejos paneles solares plegables. Pero hacer paneles en el espacio permite tamaños optimizados y elimina el riesgo de un mal funcionamiento cuando el conjunto se despliega. Lo simple siempre es mejor.

SpaceX y Boeing continúan enviando astronautas hacia el cielo (y cosechan las recompensas públicas por llevar astronautas y personajes famosos a la estación), pero es la nueva generación de avances en la fabricación que realmente cambiarán todo.

2030: el gran chapoteo


Crédito: ESA


Es el final del camino para la ISS.

Mientras el mundo observa, los controladores de la misión ordenan los comandos finales que empujan a la estación espacial a una caída fatal. Se han necesitado dos años (y casi mil millones de dólares en combustible) para posicionar la ISS correctamente para guiarla hacia el Océano Pacífico. Este es el lugar más remoto del planeta. Lo llaman "Point Nemo" y se ha convertido en un cementerio de naves espaciales.

Y habrá un gran revuelo. La NASA estima que entre 53.500 y 173.250 libras de la estación espacial caerán al océano.

Es el final de la ISS, pero ha dado lugar a una nueva generación de estaciones que incluso ahora están en órbita. Estas han pasado un tiempo adjuntos a la ISS, pero ahora son estaciones espaciales autosuficientes y de vuelo libre. Hay alrededor de 5 estaciones espaciales privadas volando en 2030, sin incluir el puesto avanzado chino.

Estas no son copias de la ISS, ni siquiera entre sí. Estas innumerables plataformas son construidas y operadas por varias personas, ya sean asociaciones público-privadas u operaciones comerciales pobladas por investigadores que intentan maximizar la microgravedad. Otras estaciones tienen atraques para turistas espaciales, pero muy pocas se enfocan agresivamente en transportar a los súper ricos a la órbita terrestre baja (LEO). Hay mucho dinero y menos riesgo en los científicos voladores.

Y estas actividades estarán abiertas al mundo, por lo que las naciones con algo de dinero pero no lo suficiente para tener sus propias estaciones espaciales están alquilando atracciones y espacio para sus propias prioridades de investigación. Lugares como Nigeria, Corea del Sur y los Emiratos Árabes Unidos ahora tienen programas espaciales llave en mano, con astronautas nacionales, proyectos científicos e investigación comercial.

Hay más de estos “astronautas soberanos” que turistas espaciales a medida que la realidad de la experiencia —agarrada, estreñida y costosa— está comenzando a asentarse en estos aventureros adinerados.

Muy pocas (si las hay) de esta nueva cosecha de estaciones espaciales están pobladas a tiempo completo. Los módulos de espacio privado se construyen teniendo en cuenta la automatización, menos reparaciones especializadas y sin caminatas espaciales orbitales. De hecho, la mayoría corren sin nadie a bordo, lo que las mantiene listas para los visitantes o para realizar experimentos de larga duración. Los brazos robóticos fijados a las paredes tienden al trabajo manual cuando los seres humanos están ausentes. También existe un mercado emergente para la reparación de estaciones espaciales, que es una rama del negocio de servicios de satélites que está en auge en LEO a medida que un número creciente de constelaciones rodean el mundo.


Concepto de Blue Origin para una estación espacial orbital. (Crédito: NASA/Blue Origin)


Estas estaciones espaciales tienen un aspecto similar. Cada una tiene paneles solares prominentes, antena de comunicación y cápsulas de escape de emergencia. Cada una de ellas es mucho más pequeña de lo que nunca fue la ISS, pero están construidas para diferentes propósitos: la estación de Blue Origin es un cohete reutilizado, lo que la convierte en una estación larga y delgada. Con paneles solares gemelos, todo tiene la forma de una T. La de Lockheed Martin parece una mini ISS, con la estación encajada entre paneles solares planos y anchos. Y la estación espacial de Axiom parece un hongo.

Algunas de estas estaciones están ocupadas demostrando hasta dónde puede llegar la construcción orbital. La más ambiciosa es una empresa privada que está creando pequeños satélites en el espacio. Es más fácil y económico transportar los materiales necesarios al espacio que las piezas terminadas. Una impresora 3D en órbita toma esas materias primas y produce satélites pequeños, disponibles para crear o rellenar huecos en constelaciones existentes.

Este esfuerzo es ordenado pero no tan impresionante como el otro gran proyecto de construcción orbital: un puñado de naves espaciales robot con forma de araña que crean puntales y otras piezas estructurales largas para un nuevo hábitat espacial. Estaciones más pequeñas, menores costos de lanzamiento y construcción en órbita son los que definen esta nueva generación de exploración espacial.


Ilustración del asentamiento de la NASA en Marte. (Crédito: NASA)


Pero, ¿dónde está la NASA en todo esto? La agencia espacial ha entregado las riendas de LEO a empresas privadas, pero la agencia todavía está invirtiendo dinero en misiones tripuladas al espacio profundo con los ojos puestos continuamente en Marte. Pero la financiación del gobierno va más allá, ya que ahora pueden aprovechar el progreso del sector privado, y existen los ahorros obvios asociados con la competencia de los vuelos espaciales.

Es una repetición de la forma en que la NASA sembró el desarrollo de los vehículos de lanzamiento comercial SpaceX, Grumman y Boeing, lo que a su vez permitió toda esta acción en órbita en primer lugar. Al aflojar su control sobre LEO, la NASA ha sembrado una infraestructura económica que puede existir sin su financiación directa.

Con la NASA enfocada en Marte, las entidades comerciales comienzan a hacer flotar ideas de sus propias bases lunares. Si hay un mercado para la ciencia, el turismo o la industria (minería de agua, construcción de paneles solares o similares), serán las empresas espaciales privadas las que construirán el hardware y gestionarán las misiones por su cuenta, después de que permitan a la NASA aterrizar allí.

Para cuando termina el año, se habla de establecer una base totalmente privada en la Luna. Finalmente, los turistas tendrán un destino y los científicos tendrán una base para sondear los muchos misterios de la Luna.

Y es esta colonia lunar la que marca una transición importante en la historia de la humanidad: los primeros pasos fuera de la Tierra y hacia una especie de múltiples planetas. Las nuevas estaciones espaciales en órbita ahora se ven como los primeros pequeños pasos hacia este futuro, un paso dado por primera vez en 2019.

Ahora, el sistema solar espera.



El espacio está lleno de etapas de cohetes muertos. ¿Y si los convertimos en hábitats?
Una empresa quiere crear estaciones espaciales con basura espacial. ¿Funcionará?
Por Tim Childers


Puesto avanzado de Nanoracks (Crédito: Nanoracks)


Justo fuera de los tramos superiores de nuestra atmósfera, más allá de la línea que separa la Tierra del espacio, se encuentra un depósito de restos de chatarra orbital. Y esa basura sigue acumulándose con la creciente comercialización del espacio, lo que deja a muchos expertos preocupados de cómo los desechos podrían afectar a los astronautas, satélites y futuras misiones del espacio profundo. Pero donde algunas personas ven problemas, otras ven oportunidades.

Nanoracks, una compañía espacial que anteriormente ayudó a llevar cargas útiles comerciales a la Estación Espacial Internacional (ISS), tiene como objetivo reciclar las etapas superiores abandonadas de los cohetes que orbitan la Tierra en estaciones espaciales comerciales. El programa de la compañía, "Outpost", planea convertir el depósito de chatarra en órbita de la Tierra en un centro de reciclaje, donde un ejército de drones espaciales robóticos convertirán las etapas superiores de cohetes gastadas no deseadas en laboratorios en órbita, invernaderos, depósitos de combustible o posiblemente hábitats.

Los cohetes suelen tener varias etapas que se desacoplan para reducir el peso a medida que ascienden a la órbita. Las etapas inferiores vuelven a la Tierra después de quemar todo su combustible, empujando las etapas superiores hacia la atmósfera superior. Las etapas superiores más pequeñas y ligeras dan la patada final para colocar sus cargas útiles, y la etapa superior en sí, en órbita.

Esto coloca a los científicos de cohetes en una encrucijada: ¿dejan suficiente combustible en la etapa superior después de la inserción orbital para que pueda dar la vuelta, encender sus motores y desorbitar para volver a la Tierra? ¿O usan hasta la última gota de combustible para aprovechar al máximo su dinero, dejando la etapa superior en órbita y agregando a la lista ya grande de desechos espaciales?

En su informe anual sobre el medio ambiente espacial, la Agencia Espacial Europea (ESA) incluyó los cuerpos de los cohetes como una de las mayores amenazas para las naves espaciales:

“Desde el comienzo de la era espacial el 4 de octubre de 1957, ha habido más desechos espaciales en órbita que satélites operativos. Los desechos espaciales plantean un problema para el medio ambiente cercano a la Tierra a escala global, al que han contribuido todas las naciones espaciales y para el que solo una solución con apoyo mundial puede ser la respuesta".

A principios de este mes, una etapa superior abandonada de un cohete chino falló por poco de chocar con un satélite soviético desaparecido. Los dos objetos llegaron a una distancia de 80 pies el uno del otro, viajando a velocidades cercanas a 32.900 millas por hora. El impacto habría creado una cantidad incalculable de desechos espaciales, con una masa combinada de 6.170 libras. Eventos como estos han ejercido una presión aún mayor para hacer algo con respecto a la creciente nube de basura espacial que rodea la Tierra.

El CEO de Nanoracks, Jeffrey Manber, ve estas etapas superiores abandonadas como una mina de oro a la espera de ser explorada. Las etapas de cohetes ya poseen muchas de las cualidades que los ingenieros buscan en una estación espacial. Las etapas superiores están diseñadas para resistir las increíbles tensiones de un lanzamiento y mantener la presión en el vacío, lo que las hace muy duraderas y seguras (una vez que se purga el combustible altamente inflamable y, a veces, tóxico).

Por esta razón, Nanoracks no es el primero en proponer la idea de utilizar las etapas superiores de los cohetes para crear estaciones espaciales. La NASA planeó originalmente que su primera estación espacial, Skylab, se construyera a partir de la etapa superior del poderoso cohete Saturno V. El ingeniero de cohetes Wernher von Braun propuso ventilar y restaurar la etapa superior mientras estaba en órbita para crear un "taller húmedo" en el que los astronautas pudieran vivir y trabajar.


Skylab. (Crédito: NASA)


El mantenimiento de los satélites en órbita, y mucho menos el desmontaje y la renovación de las etapas superiores gastadas, sigue siendo una tecnología no probada. El análogo más cercano puede ser las misiones de servicio del Hubble que la NASA llevó a cabo de 1993 a 2009, donde equipos de astronautas reemplazaron e instalaron piezas nuevas en el telescopio Hubble.

En los últimos años, la NASA se ha centrado en operaciones no tripuladas. El Servicio, Ensamblaje y Fabricación en Órbita 1 (On-orbit Servicing, Assembly and Manufacturing 1), o OSAM-1, es una nave espacial robótica diseñada para reunirse con satélites existentes y brindarles los ajustes necesarios para expandir su vida útil.

Hasta que se pruebe la tecnología, Nanoracks dará pequeños pasos para realizar sus puestos de avanzada. La compañía planea comenzar con algo pequeño al enfocarse en el exterior del cohete, al conectar cargas útiles experimentales, módulos de potencia y unidades de propulsión al fuselaje del cohete.

"En este momento, en realidad no estamos modificando nada", dijo a WIRED Nate Bishop, el gerente de proyectos de Outpost en Nanoracks:

“Estamos enfocados en demostrar que podemos controlar la etapa superior con accesorios. Pero en el futuro, imagínense un montón de pequeños robots subiendo y bajando por la etapa para agregar más conectores y cosas así".

A finales de octubre, Nanoracks anunció su primera demostración de Outpost. En asociación con la NASA, la compañía planea realizar el primer corte de metal estructural jamás realizado en el espacio. La misión, que está programada para lanzarse a bordo de un cohete SpaceX en mayo de 2021, incluirá un brazo robótico montado en una plataforma que contiene piezas de metal que representan varias etapas superiores de los cohetes modernos. El brazo tiene la punta de una broca que puede cortar el metal sin dejar residuos.

"Por fin, Nanoracks está sentando las bases para convertir las etapas superiores en órbita", dijo Manber en un comunicado de prensa. “Esta tecnología podría resultar tan importante ya que tanto la industria como la NASA buscan encontrar los vehículos y programas más rentables que llevarán humanos a la Luna y pronto a Marte”.



Elon Musk dice que necesitamos vivir en domos de vidrio antes de que podamos terraformar Marte
Será mejor que empieces a buscar a Zillow.
Por Tim Childers


La humanidad explorando y terraformando el planeta Marte. (Crédito: Imágenes de Mark Stevenson/Stocktrek/Getty)


A principios de esta semana, el fundador de SpaceX, Elon Musk, explicó en Twitter que para colonizar Marte, tendríamos que soportar "la vida en cúpulas de vidrio al principio" antes de "eventualmente terraformar [Marte] para sustentar la vida, como la Tierra".

Musk, como ha sido bien establecido, quiere hacer realidad su sueño de convertir a los humanos en una especie multiplanetaria y construir la primera colonia en Marte para 2050. Para hacer que el Planeta Rojo sea habitable de por vida, Musk ha sugerido previamente terraformar Marte bombardeando las capas de hielo polares del planeta. Pero ahora, quizás después de darse cuenta de que tal plan requeriría casi el suministro mundial de ojivas nucleares para lograrlo, Musk está adoptando un enfoque más sensato hacia la colonización.

Musk continuó en el mismo hilo:

“La terraformación será demasiado lenta para ser relevante en nuestra vida. Sin embargo, podemos establecer una base humana allí durante nuestra vida. Al menos una futura civilización espacial, que descubra nuestras ruinas, estará impresionada de que los humanos hayan llegado tan lejos".

Este puede ser un buen pivote para Musk, porque la ciencia no está exactamente de su lado. Los estudios han demostrado que incluso con la potencia de fuego adecuada, simplemente no hay suficiente dióxido de carbono de gas de efecto invernadero disponible en Marte para crear una atmósfera capaz de sustentar la vida en la superficie.

Esta no es la primera vez que Musk menciona el uso de cúpulas de vidrio como hábitat en el Planeta Rojo. En un Reddit AMA de 2016, Musk dijo que los paneles de vidrio con marcos de fibra de carbono podrían usarse para construir cúpulas geodésicas en la superficie marciana, mientras que los droides mineros podrían construir cuevas subterráneas presurizadas para operaciones industriales.

Más recientemente, Musk presentó sus planes para construir una ciudad en Marte en un evento de transmisión en vivo el mes pasado. Hizo hincapié en la idea de que una colonia marciana fuera completamente autosuficiente en caso de que el apoyo de la nave nodriza Tierra se cortara de alguna manera.

"La prueba de fuego, en realidad, es, si las naves de la Tierra dejan de llegar por alguna razón, ¿Marte se extingue?", Musk le dijo al entrevistador Robert Zubrin durante el evento. "Por alguna razon. Podría ser banal o podría ser un armagedón nuclear”, agregó.

En la entrevista, Musk afirmó que una ciudad completamente autosuficiente necesitaría alrededor de 1 millón de habitantes y requeriría 1 millón de toneladas de carga. Pero si Musk planea transportar tanta carga, necesitará una nave más grande.

SpaceX está desarrollando actualmente su próxima generación de cohetes reutilizables, apodado Starship. La nave espacial totalmente reutilizable está diseñada para llevar 150 toneladas o 100 personas a la órbita y tiene la capacidad de repostar en el espacio. Starship usa el poderoso motor Raptor Vacuum, que está diseñado específicamente para operar en el vacío del espacio y usar combustibles que se pueden refinar en Marte.

Musk ha dicho que una de las primeras misiones de colonización a Marte llevaría equipo para construir una estación de repostaje en la superficie, con Starship actuando como un hábitat inicial. Musk afirmó en la transmisión en vivo que las primeras misiones tripuladas de Starship podrían lanzarse ya en 2026. Aunque un prototipo de la nave espacial completó recientemente un salto exitoso de 500 pies, el cohete experimental tiene un historial de auge.

Si Musk logra su sueño, ¿quién puede decir cómo será la vida en la primera colonia de Marte? Pero según los sentimientos anteriores de Musk, puede parecerse mucho al Salvaje Oeste. Cuando se le preguntó en el mismo hilo de Twitter sobre qué leyes y sociedad podrían existir en la nueva colonia marciana, Musk respondió: "Dejemos que los marcianos decidan su propio futuro".




Modificado por orbitaceromendoza

sábado, 28 de noviembre de 2020

España: Apu llamando a planeta Tierra

España
Apu llamando a planeta Tierra
por Cristina Amanda Tur 


Noticia publicada en la edición del 20 de julio de 1978. 


Uno de los grandes momentos de la oleada OVNI de los 70 es, sin duda, cuando extraterrestres del planeta Apu telefonean a Diario de Ibiza para informar de que llegan a la Tierra y que se posarán en el mar, «en la zona occidental» de la isla, para «reponer energía». En la edición del 11 de octubre de 1977, el redactor que recibió la llamada, Josep Riera, dedica toda la página 11 a relatar la experiencia. «Naves extraterrestres a las tres horas quince minutos del domingo día cuatro estarán cerca... muy cerca... visibles desde la isla de Ibiza... el día cuatro de su llamado mes de septiembre naves espaciales llegaran a vuestra Tierra... procedentes de un asteroide que ahora se encuentra en vuestra vertical. Planeta Tierra desde Apu, a muchos millones de kilómetros de vuestra galaxia». Esto es lo que un supuesto alienígena («con raro acento alemán») le comunicó. Y cuando Riera preguntó por qué él, le espetaron que conocían su nombre «a través de nuestros contactos en planeta Tierra». El redactor llamó a la Policía e incluso intentó que Telefónica interviniera la línea del diario. Y, faltaría más, en la madrugada del domingo se apostó en la entrada del puerto, mirando al mar. Pero los 'apusianos' no acudieron a la cita. A pesar del plantón, el asunto cobró tal cariz que Diario de Mallorca, donde el tema OVNI gozaba también de amplia cobertura, entrevistó a Riera. Los autores de la broma nunca han llegado a confesar su travesura.

El otro gran hito de la ufología isleña fue el hoy conocido como caso Manises. El 11 de noviembre de 1979, «un avión de la TAE fue perseguido por extraños fenómenos luminosos sobre la vertical de Ibiza». El vuelo realizaba el trayecto de Palma a Santa Cruz de Tenerife y tuvo que efectuar un aterrizaje no previsto en Manises, después de que el comandante informara al centro de control de Barcelona de que estaban siendo acosados por una aeronave desconocida de intensas luces rojas. En los días siguientes, como era de esperar, los avistamientos brillantes sin explicar se multiplican por todo el país.

Con este panorama llegan los años 80. Se sigue hablando de triángulos de la muerte y del silencio. La página 5 del diario del 18 de enero de 1980 está dedicada por completo a la historia de un hombre que afirma que conducía desde ses Salines a Vila cuando la radio empezó a emitir sonidos «estridentes», una luz sobrevoló su coche, vio «unas figuras como esqueletos que se acercaban» y, sin saber cómo, apareció dos horas después tirado en una calle de ses Figueretes y sin su coche. No podía explicar qué habia ocurrido en esas dos horas, pero aseguró que «fueron felicísimas» y que no le dieron ningún mensaje. Y añadió: «No tengo problemas ni estoy enfermo» y «al menos conmigo, los extraterrestres se han portado muy bien».

Y aún en el 83, Radio Diario de Ibiza se suma, en la noche del 17 de junio, a la denominada Alerta Ovni, otro «apasionante experimento radiofónico» algo diferente a aquel con el que Orson Welles aterrorizó a sus oyentes 45 años atrás, pero intentando emular su espíritu.

Siguiendo el patrón de la Alerta Ovni que se llevó a cabo a nivel nacional en el 78, la emisora ibicenca propone a todos los oyentes que vigilen el cielo nocturno por si esa noche las naves espaciales hacen su aparición. El diario afirma posteriormente que miles de ibicencos y formenterenses han seguido el «juego» y que un buen número de radioaficionados han pasado puntuales informes a la radio. Pero nada extraordinario sucedió. Tal vez esa noche sin OVNIs fuera el principio del fin. Los casos –expedientes para los ufólogos– se espaciaron sin que jamás se llegaran a explicar y del fenómeno sólo pervive hoy la leyenda.

El astrofísico Carl Sagan –que no hay que olvidar que fue uno de los principales promotores de la búsqueda científica de vida inteligente extraterrestre– escribió, en 'El mundo y sus demonios', que «el escepticismo debe ser un componente de la caja de herramientas del explorador, en otro caso nos perderemos en el camino. El espacio tiene maravillas suficientes sin tener que inventarlas». Y murió en 1996 queriendo creer, pero sin dar credibilidad a ninguno de los miles de avistamientos OVNI de los que había tenido noticia a lo largo de toda una vida de búsqueda alienígena.



Factor Luna


«La reacción visceral que tal vez experimentamos todos al contemplar el firmamento nocturno (que tiene que haber vida inteligente en algún lugar de ahí afuera) no es una buena guía. Debemos guiarnos por la razón, no por las reacciones viscerales». La frase es del citado libro de Stephen Webb 'Si el universo está lleno de extraterrestres, ¿dónde está todo el mundo?' 

De hecho, analizando todas las posibles respuestas a esa pregunta, tal como Webb hace en su libro, se llega a la conclusión de que para que la vida aparezca y evolucione y para que derive en una especie con las inquietudes y el desarrollo tecnológico capaz de imaginar los viajes interestelares deben darse tantas variables, accidentes y casualidades –las que se dieron en el planeta Tierra– que la creencia en una civilización extraterrestre consciente, capaz de comunicarse con nosotros, es casi como creer en duendes. Es decir, es probable que exista alguna forma de vida en cualquier otro planeta lejano, pero no lo es en absoluto que haya evolucionado hasta una raza que desarrolle la tecnología para los viajes por el espacio. Y uno de los factores importantes que explican la formación y evolución de la vida en la Tierra es la existencia de la Luna; solo con que fuera más grande o más pequeña tal vez la vida no podría haber evolucionado igual. 

Ya en 1973, el escritor Isaac Asimov, en 'La tragedia de la Luna', señalaba que 'el hombre puede que ni siquiera existiese si la Tierra no hubiese tenido Luna' Y, aún más, «la Luna –y sólo la Luna– hizo posible los vuelos espaciales, al hacernos ver que existen otros mundos además del nuestro, y ofreciéndonos luego un fácil trampolín».



España: Cuando los OVNIs apagaron el faro de sa Conillera en Ibiza

España
Cuando los OVNIs apagaron el faro de sa Conillera en Ibiza
La auténtica fiebre ufológica en las Pitiusas se vivió desde mediados de los años 70.
por Cristina Amanda Tur 


En ocasiones, a falta de imágenes, las informaciones se ilustraban con dibujos.


La primera vez que los medios registraron el avistamiento de un platillo volante en Balears fue en marzo de 1950, pero la auténtica fiebre ufológica en las Pitiüses, y en las páginas de Diario de Ibiza, se vivió desde mediados de los años 70 y hasta mitad de los años 80, cuando se especulaba sobre bases submarinas en aguas de los islotes de Poniente.

«Damas y caballeros, tengo un grave anuncio que hacer. Por increíble que parezca, tanto las observaciones de la ciencia como la evidencia de nuestros ojos conducen a la deducción ineludible de que esos seres extraños que aterrizaron esta noche en las tierras de cultivo de Jersey son la vanguardia de un ejército invasor del planeta Marte». Cuando, el 30 de octubre de 1938, Orson Welles hizo historia en la radio narrando en directo la adaptación de 'La guerra de los mundos', sólo prendió fuego a una mecha en una sociedad sugestionada por los supuestos canales en Marte que el astrónomo Percival Lowell interpretara como signos de vida inteligente y con el precedente de una primera oleada de aeronaves –no se llamaron OVNIs sino dirigibles fantasma–, que los medios de comunicación extendieron desde Estados Unidos a buena parte del mundo a finales del XIX.

Los avistamientos de platillos volantes hacen correr ríos de tinta, como suele decirse, una década más tarde, concretamente en el año 1950, con Roswell aún reciente (el recurrente caso de un objeto que se estrelló en julio del 47 en Nuevo México). Es el año en el que el físico Enrico Fermi –planteando un debate serio sobre el asunto y ante el hecho de que ninguno de los expedientes sobre visitas alienígenas ha quedado probado– formula su famosa paradoja: si el Universo está lleno de extraterrestres, ¿dónde está todo el mundo? El auténtico fenómeno OVNI se fragua en los 50 en Estados Unidos y se internacionaliza en los 70, cuando los ufólogos reivindican para sus aficiones el estatus de ciencia, rescatan el incidente Roswell y se empecinan en elaborar arriesgadas teorías de la conspiración en las que, indefectiblemente, el gobierno estadounidense oculta un par de cadáveres alienígenas abiertos en canal en un almacén.

Entrando en los 50, las noticias sobre platillos volantes no son una rareza en las páginas de Diario de Ibiza. Y si al inicio las informaciones se refieren a casos de la península o preferentemente extranjeros, el fenómeno no tarda en llegar a las islas. El viernes 31 de marzo, la mitad de la portada está dedicada a la aparición de uno de estos objetos –que generalmente se consideran procedentes de Marte– en la isla de Mallorca.




Marcha giratoria del aparato

El aparato, tan grande como se ve la Luna, tendría las características normales de una nave alienígena: «La marcha del platillo era giratoria, como la de los molinetes de los fuegos artificiales» y «tiene ligera forma ovoidal, con una especie de cinco colas luminosas». El avistamiento es portada en periódicos de buena parte del mundo, desde el diario de la noche Madrid hasta El Universo, de Ecuador, porque no sólo es el primer platillo de Balears sino que parece ser que también es el primero que se fotografía en el mundo.

Antes de que pase un mes, el 9 de abril, una página de es Diari se inicia así: «En la Redacción de este Diario se recibió la noticia de que en ciertas partes de Ibiza, principalmente en la parte Norte, se habían visto 'platillos volantes', cruzando el espacio a gran altura, acompañados de potente zumbido, aureolados de cegadora luminosidad y con una velocidad desenfrenada». El autor del texto decide trasladarse a la Cova d'en Marçà para comprobarlo, pero, cabe suponer que ante el escaso éxito de su misión, redacta una crónica a todas luces burlesca y en clave de humor de un encuentro extraterrestre.

El 5 de octubre de 1951, el tono es más serio y el diario publica una entrevista a un marinero del motovelero 'Joven Teresa' que afirma que cerca de Cala Espart, al regresar de cargar madera en Cala d'en Serra, él y la tripulación vieron «una cosa en forma de embudo, brillante, que se paraba en el vacío y que podía comprenderse que era dominada o gobernada por alguien». Al día siguiente, al menos otros siete ciudadanos afirman haber visto el objeto, desde Sant Mateu e incluso desde el colegio de sa Graduada.

La nave nodriza

Lo cierto es que en esos años los casos son aún esporádicos en Diario de Ibiza, aunque en la década de los 80 los especialistas del fenómeno harán alusión frecuente a la «nave nodriza» avistada entre Mallorca y Eivissa el 17 de junio de 1953, que se hizo famosa al ser citada en libros de conocidos ufólogos. Lo mejor estaba por llegar, pero lo haría cuando los platillos volantes pasaran a llamarse OVNIs. El físico teórico Stephen Webb, en su libro 'Si el universo está lleno de extraterrestres, ¿dónde está todo el mundo?' (en el que se plantean soluciones a la paradoja de Fermi y la posibilidad de vida extraterrestre), pone fecha al primer avistamiento de un platillo volante. Fue el 24 de junio de 1947. Un piloto sobrevolaba la cordillera de las Cascadas con su avioneta privada cuando vio unos objetos que se deslizaban como «platos sobre un estanque». Y la prensa empezó a hablar de platillos volantes. El término OVNI (objeto volante no identificado; UFO en inglés), más neutral, fue acuñado por el oficial de las fuerzas aéreas Edward Ruppelt hacia el año 53. Sin embargo, hasta mediados de los 60, Diario de Ibiza y la mayor parte de la prensa española aún seguirá hablando de platillos volantes.




En octubre de 1965, el diario ibicenco recoge testimonios de «un extraño fenómeno» avistado por los empleados del turno nocturno de GESA (que llamaron al periódico) y por la tripulación de un DC-4 de Aviaco, que informó a Diario de Mallorca. Lo interesante en este caso es que en la noticia puede leerse este párrafo: «¿Platillos volantes sobre Ibiza, sobre Mallorca, sobre Menorca...? Creemos que sí, aunque quizás sea mejor emplear para su denominación ese eufemismo de moda: objeto volante no identificado».

Avistamientos

A finales de los 60, la portada de Diario de Ibiza sigue dejando espacio a noticias de OVNIs llegadas a través de la agencia Efe desde diversas partes del mundo. En la portada del viernes 13 de septiembre de 1968 puede leerse este titular: 'Presencian el choque de dos astronaves de ignorados mundos'. Fue en México. Y, el 4 de octubre, los avistamientos regresan a Ibiza y es Diari dedica al tema una breve nota titulada '¿Ovnis, ayer, sobre Ibiza?' (la fórmula de la interrogación será corriente en este tipo de informaciones), recogiendo declaraciones de una empleada del aeropuerto que asegura haber visto «una cosa redonda, brillante como un espejo, plateada como la luna de grande» que descendió del cielo detrás de las montañas.

Días después, un redactor se traslada a Formentera porque existen «rumores» de que unos turistas han visto luces sobre algunas playas, aunque hay que suponer que él no las vio, porque acaba hablando de los buenos precios y de la excelente calidad de la Fonda Platé.

Exploración de Marte

Hay que decir que el año 68 fue el año en el que la televisión emitió la serie de ciencia ficción 'Los invasores'. Y el Ministerio de Defensa avivó el fuego enviando a los medios una nota de prensa (Diario de Ibiza la publicó en su portada del 6 de diciembre) pidiendo a los ciudadanos que informaran de cualquier avistamiento. Ese mismo año, cinco chicos de la isla forman un grupo de música y deciden llamarlo los OVNIs. Las bases para que se produjera lo que daría en llamarse 'oleada OVNI' estaban puestas.

Llegan los 70 y la NASA inicia la exploración de Marte con el programa Mariner, al que sucederán las sondas Viking. Y a la ecuación marciana, al contexto general, se suma en Diario de Ibiza un equipo redactor sensible a la materia al que podrá recurrir cualquier ciudadano que haya visto algo extraño en los cielos isleños. La tormenta perfecta. Desde mediados de la década, es Diari se llena de dibujos de naves espaciales, extraterrestres y testimonios asombrosos. El culmen será cuando los extraterrestres decidan que, en lugar de ponerse en contacto con el líder del mundo o, en su defecto, con el presidente de Estados Unidos, es preferible llamar por teléfono a un redactor de un periódico local de una discreta isla mediterránea.




Se inicia la época –desde mitad de los 70 hasta mediados de los 80– en la que el tema OVNI ofrece a los lectores de es Diari titulares tan suculentos como '¿Una base submarina de ovnis en Ibiza?', 'Avalancha ovni en todo el mundo', 'Un ovni persiguió a un muchacho durante más de 200 metros', 'Un ovni quemó un sembrado de trigo en Formentera' o '¿Encuentro en la segunda fase en Ibiza?'. Un extraterrestre de Ganímedes llamado OLM escribe cartas al director y se crean grupos de aficionados que se dedican a buscar fenómenos extraños y luminosos en las noches pitiusas. Uno de ellos es el Grupo de Investigación Especial que, en el citado caso de Formentera, realiza una de sus investigaciones, recoge muestras, asegura que no han hallado «vestigios de contaminación radiactiva» y fotografía las huellas del aterrizaje OVNI, que llegó, en un alarde de originalidad, acompañado de interferencias en las televisiones y vegetación quemada.

En la mayoría de las ocasiones, los avistamientos nunca serán explicados. A veces sí lo son; en la portada del 18 de febrero de 1975, el titular principal rectifica que 'No eran ovnis los cuerpos que ayer poblaron al anochecer el cielo de Ibiza'. Y en el texto puede leerse que las luces misteriosas eran nada menos que los planetas Júpiter y Venus en conjunción. A decir verdad, confundir la luminosa presencia de estos planetas con naves espaciales es un clásico del mundillo ufológico.

El 29 de octubre, intentando resarcirse del error, se informa de que nueve OVNIs volaron «en formación» elevándose «a la altura de Cap Nonó, con una inclinación aproximada de 30 grados, hacia la Conejera», añadiendo que «la flotilla de nueve OVNIs nos confirma la teoría de que dichos aparatos vuelan normalmente en número casi siempre múltiple de tres».

Definitivamente, lo que volaba el lunes por la noche sobre el mar ibicenco no eran nueve Venus. A pesar de los precedentes, el mismo planeta vuelve a ser protagonista de numerosos avistamientos OVNI en el año 77. También hubo meteoritos sospechosos de ser naves espaciales. Y satélites rusos y globos sonda: «todo parece indicar que lo que avistaron miles de personas la tarde del 6 de agosto desde Mallorca, Ibiza y Formentera era efectivamente un globo sonda especial» (18 de agosto de 1977).

Base submarina de OVNIs

Y destacable es que sa Conillera se convierte a partir de esas fechas en escenario privilegiado de los avistamientos. Es en este islote en el que se sitúa la primera base submarina de OVNIs del país, del Mediterráneo y quizás del mundo entero, antes de que es Vedrà cobrara un protagonismo en el tema que en la actualidad sigue ostentando. Se empieza entonces a hablar de triángulos (el que se dibuja entre Mallorca y Eivissa y el que une es Vedrà con costas del Levante español) y de brújulas y palomas que pierden el norte, «siempre y cuando crucen una franja electromagnética que ocupa la zona noroeste de la isla, en un triángulo que engloba Valencia-Ibiza» (DI, 22 de marzo de 1977).




En un breve resumen de los casos más extraordinarios, publicado en febrero de 1982, se hace referencia a la década anterior y al «objeto brillante que apareció en distintas fechas en la vertical del islote Conejera, y que en una ocasión absorbió la luz del faro durante un minuto y medio para después descender hasta el nivel del mar y desaparecer». El domingo 20 de febrero de 1977, el suplemento dominical de Diario de Ibiza abre con esta pregunta: '¿Una base submarina de ovnis en Ibiza?'. Se incluye un mapa y se asegura que «el mar es el escondite ideal para cualquier visitante exterior que quisiera pasar desapercibido». El 13 de marzo se apunta que «ya son varias las bocas autorizadas que hablan de muchas posibilidades sobre el hogar de los marcianos al Norte de Ibiza, detrás de sa Coniera». Las informaciones de pescadores y marineros que hayan visto luces en el mar son las más ansiadas y destacadas. El 21 de mayo «de nuevo han sido observadas naves extraterrestres en el cielo de Ibiza. Y de nuevo, una vez más, sobre la Conejera». En esta ocasión, el redactor incluso se refiere a los OVNIs como VEDs (vehículo espacial dirigido), por considerarlo más «lógico», pero la fórmula no cuajará.

Tampoco hay que olvidar, para crear el contexto preciso, que en esta época, Televisión Española emite el programa 'Más allá', de Jiménez del Oso (que en el 81 pasa a llamarse 'La puerta del misterio'). A finales de los 70, cada viernes, se emite también la serie americana 'Investigación OVNI', que durante meses seguirá a 'El hombre y la tierra' de Félix Rodríguez de la Fuente en la parrilla televisiva. Y la serie animada preferida por los niños en 1980 es 'La batalla de los planetas', las aventuras de un comando que tiene por misión proteger la Tierra de los ataques de seres de otras galaxias.



viernes, 27 de noviembre de 2020

Hallaron ambientes "habitables" en las lunas heladas de Júpiter

Hallaron ambientes "habitables" en las lunas heladas de Júpiter
La investigación, desarrollada por la Universidad de Oviedo y el CSIC, se basa en un compuesto en el que el agua y el gas se mezclan formando una estructura diferente.




Un equipo multidisciplinar de investigadores españoles descubrió un nuevo material, presente en las lunas heladas de Júpiter, que podría favorecer el contacto entre los elementos químicos que dan lugar a la vida: el hidrato de gas. 

Por sus características, el material descubierto podría formarse en las lunas heladas de Júpiter, como Ganímedes, el cuerpo planetario que acumula más agua líquida del Sistema Solar bajo su corteza de hielo. El resultado del estudio en cuestión fue publicado en el último número de "ACS Earth and Space Chemistry". En la investigación participaron científicos de la Universidad española de Oviedo (norte) y del Centro de Astrobiología (un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), quienes llevaron adelante la tarea de analizar las propiedades de ese nuevo material.

Los investigadores destacaron las importantes consecuencias tanto a nivel geológico como a nivel astrobiológico de este hallazgo, ya que permitiría a una fuente de carbono (el dióxido de carbono) estar en contacto con agua líquida con sales disueltas a temperaturas alrededor de los 0 grados, lo que abre las posibilidades de formación de vida en los océanos interiores de las lunas heladas del Sistema Solar.

Qué es el hidrato de gas

El nuevo material que contiene los elementos químicos necesarios para la vida y que podría encontrarse en las lunas heladas del Sistema Solar es un hidrato de gas (en este caso, dióxido de carbono), un compuesto en el que el agua y el gas se mezclan formando una estructura diferente.

La nueva estructura se considera un "hielo relleno” en el que el agua forma canales donde se aloja el dióxido de carbono.

El trabajo ha sido realizado por el grupo de Química Teórica y Computacional de Materiales (QTCMAT) de la Red Malta Consolider de la Universidad de Oviedo y por el Centro de Astrobiología.

El científico Fernando Izquierdo, investigador de la Universidad de Oviedo y primer firmante de la publicación, explicó que “se realizaron cálculos mecanocuánticos de muy alta precisión en el hidrato de dióxido de carbono, permitiendo analizar su comportamiento bajo presiones superiores a diez mil atmósferas a temperaturas criogénicas (por debajo de –100ºC)".




Y entre los resultados más relevantes se encuentra la posibilidad de que el dióxido de carbono pueda moverse libremente a través de la estructura sólida de hielo, lo que permitiría a este gas atravesar la barrera de hielo que se formaría, en las lunas heladas, entre la roca en el fondo del océano lunar y alcanzar las capas superiores, amplió el investigador en un comunicado. 

Por su parte, la investigadora del CAB Olga Prieto Ballesteros, coautora del estudio, precisó que "los hidratos de gas tienen la capacidad de almacenar moléculas que incluyen elementos esenciales para la habitabilidad planetaria", y por ello su gran interés astrobiológico.



Mover la ufología más allá del materialismo

Por un centavo, por una libra: mover la ufología más allá del materialismo
por Joshua Cutchin


Crédito: joshuacutchin.com


SIR BAR: Mire, señor, la verdad puede ser criticada, pero nunca fingida. Podría darte más pruebas si se cumpliera la ocasión. Pero la Verdad no se debe hablar en todo momento.

ALD: Sin embargo, le preocupa hablar, y demostrar lo que dice, no es una broma.

SIR BAR: Bueno, O'er shooes, o'er boots. Y por un centavo, por una libra.

- Edward Ravenscroft, Los invitados de Canterbury, o, Una ganga rota una comedia


A finales del siglo XVI, Tycho Brahe propuso un modelo del sistema solar en el que todos los planetas conocidos (cinco en ese momento) giraban alrededor del Sol, mientras que el Sol mismo orbitaba la Tierra. Conocido como el Sistema Tychónico, el concepto no era del todo nuevo, ya que tenía precursores en el siglo IV a. C.; sin embargo, este modelo geoheliocéntrico híbrido estaba más cerca de la verdad que las teorías contemporáneas, que sostenían a la Tierra como el punto alrededor del cual giraba todo el cosmos.

El Sistema Tychónico mantuvo su popularidad entre los científicos progresistas hasta principios del siglo XVII, cuando Galileo propuso su modelo heliocéntrico, en el que el Sol es el punto fijo alrededor del cual orbitan todos los demás cuerpos celestes del sistema solar. Aunque perseguido por el establishment, la propuesta de Galileo finalmente fue aceptada. 

Siglos más tarde, Albert Einstein lo bautizaría como "el padre de la física moderna, de hecho, de la ciencia moderna por completo", un sentimiento que Stephen Hawking haría eco en su A Brief History of Time: "Galileo, quizás más que cualquier otra persona, fue responsable del nacimiento de la ciencia moderna”. 

Si bien Brahe no es exactamente una nota a pie de página menor de la historia, al mismo tiempo no disfruta de los elogios ni de la familiaridad del hombre de la calle que tiene Galileo en el siglo XXI. Brahe podía comprometerse con todo lo que hizo inmortal a Galileo, excepto por la rotación de la Tierra alrededor del Sol. Hacerlo hubiera sido revolucionario. Su importancia para la ciencia sería enorme si no se hubiera tomado medidas a medias y se hubiera comprometido con un modelo completamente heliocéntrico del sistema solar.

Por un centavo, por una libra, por así decirlo. Los ufólogos tomen nota. 

Si existe algo así como la "ufología convencional", se centra en una interpretación de "tuercas y tornillos" (T&T) de los avistamientos en apoyo de una Hipótesis Extraterrestre (HET). Los defensores de este enfoque fundamentado asumen, aunque ingenuamente, con toda justicia no ilógicamente, que una civilización extraterrestre reflejaría nuestros propios sueños, deseos y habilidades como especie. Los humanos desean explorar la galaxia, por lo tanto, los extraterrestres desean explorar la galaxia; los humanos lograrían este objetivo construyendo máquinas voladoras metálicas, los extraterrestres también; los humanos estudiarían y catalogarían la vida extraterrestre, los extraterrestres al revés. Para hacer una gran reducción, es una propuesta pintoresca de mediados del siglo XX en la que pequeños científicos ecológicos en naves espaciales físicas visitan regularmente la Tierra.

En este modelo, el paradigma materialista, la doctrina filosófica dominante de la ciencia, en la que la materia es la constante fundamental de la realidad y todos los demás fenómenos, incluida la conciencia humana, son subproductos ilusorios de la materia, reina de forma suprema. Los investigadores de T & T/HET sostienen que el problema OVNI puede y será resuelto por evidencia física: marcas de quemaduras en los sitios de aterrizaje, un video impresionante, una fotografía convincente, un platillo volador estrellado, un cuerpo extraterrestre.

Si bien muchos casos apoyan la opinión de T & T/HET, sus cimientos materialistas se tambalean cuando se enfrentan a la característica de Alta Extrañeza de la mayoría de los avistamientos de OVNIs. Los presuntos secuestrados por "extraterrestres" informan de profundas sincronicidades que se manifiestan en sus vidas, luchan contra los fenómenos poltergeist en sus hogares y ocasionalmente se encuentran con seres queridos durante su breve estancia en el Otro Mundo.

Estos puntos de datos perniciosos sirven como recordatorios constantes de que estamos nadando en una piscina muy extraña. De todos los motivos fantásticos informados por testigos presenciales, la telepatía, la capacidad de los extraterrestres (o incluso simplemente las luces en el cielo) para intercambiar ideas con testigos a través del pensamiento, es el más común.

“De 124 casos con los medios de comunicación especificados, 98 (79%) involucran telepatía, transferencia de pensamientos, o los testigos son capaces de entender u 'escuchar' a los seres sin que sus bocas se muevan o sin ninguna entrada auditiva aparente”, escribió Eddie Bullard en su extensa obra de 1987 UFO Abductions: The Measure of a Mystery. Si bien no se ha compilado ningún estudio de magnitud similar en las tres décadas intermedias, incluso una revisión superficial de la literatura sugiere que esta tendencia no ha disminuido.

"Con respecto al contacto OVNI, haríamos bien en recordar que la mayoría de los contactados y abducidos han afirmado alguna forma de conexión telepática con estos otros seres", escribió Richard Dolan en UFOs for the 21st Century Mind. “De hecho, tales conexiones las sienten a menudo las personas que tienen avistamientos de OVNIs, sin siquiera experimentar el nivel extra de abducción o contacto. En otras palabras, estos seres parecen, de alguna manera, conectarse telepáticamente con nosotros". Luego agrega que este aspecto "no es completamente apreciado por la ciencia actual".

A primera vista, aceptar la presencia de telepatía en los casos de abducción extraterrestre parece ser un anatema para los ufólogos de los T&T de la persuasión de la HET. Después de todo, su posición busca con firmeza respuestas científicas a la cuestión OVNI, mientras que la telepatía es considerada como una tontería de la Nueva Era por el establishment materialista. En la práctica, sin embargo, la mayoría de los defensores de la HET parecen bastante interesados ​​en declarar esta peculiaridad como una realidad de la experiencia OVNI.

Crédito: amazon.es
Antes de su muerte en 2011, Budd Hopkins sospechaba no solo que los extraterrestres eran responsables del fenómeno de la abducción, sino también que poseían habilidades telepáticas. En Missing Time de 1981 eludió cualquier posible contradicción sugiriendo que el componente telepático podría representar una tecnología extremadamente avanzada. 

El investigador sobre la abducción extraterrestre, Dr. David Jacobs, aunque inicialmente escéptico de la comunicación telepática en su trabajo inicial, más tarde se entusiasmó con el testimonio de testigos oculares de "Mindscans" y la telepatía como una realidad: "En prácticamente todos los relatos de abducción, la comunicación entre los extraterrestres y los secuestrados se hacen a través de la 'telepatía' y no de forma auditiva a través de sus oídos”, escribió en 1992.

J. Stanton Friedman, alguien que posiblemente ha hecho más que nadie para legitimar la investigación OVNI mientras mantiene firmemente un paradigma T&T, articuló más abiertamente su aceptación de la comunicación telepática en encuentros OVNI en un episodio del 21 de enero de 2012 del popular podcast Skeptiko de Alex Tsakiris:

Estoy convencido de que cualquier civilización avanzada sabrá acerca de la telepatía y el control mental y la comunicación a distancia. Realmente me vino a la mente cuando estaba parado en el lugar exacto donde estaba Barney Hill cuando el platillo estaba sobre su automóvil y él estaba mirando a través de binoculares a la tripulación a bordo.

Sin ninguna buena razón, saltaron hacia atrás en el auto, muy asustados, y se salieron de la carretera principal, Ruta 3, y se dirigieron a una carretera secundaria. Luego se dirigen a un camino de tierra, lo que Barney nunca habría hecho. Y termina junto al único lugar en el área donde se puede aterrizar un platillo volante, digamos de 80 pies de diámetro... Fue una prueba clara para mí de que estos tipos estaban dirigiendo sus acciones.

Me parece eminentemente claro que estos tipos tienen capacidades, como el único término simple que conozco, para hacer cosas que no consideramos respetables. Como leer la mente, controlar la mente y hacer que la gente olvide. 
En resumen, la telepatía se considera un gentium de consenso entre los ufólogos de T&T/HET, y debería serlo. Si desechamos todos los relatos relacionados con la comunicación telepática, nos quedaríamos con solo una pequeña fracción de los casos informados. Sin embargo, la pregunta es si los que están a favor de la solución T&T/HET han luchado por completo con las implicaciones que plantea la telepatía en los informes de abducciones y OVNIs.

La pendiente resbaladiza

La repercusión más obvia de una creencia en la telepatía es cómo normaliza una serie de otros fenómenos psi en un efecto dominó, que a su vez destruye el monopolio ufológico percibido de T&T B/HET. Después de todo, parece arbitrario trazar una línea en la arena en la telepatía, que es solo un punto en un amplio espectro de habilidades psíquicas. La literatura OVNI está plagada de testigos que experimentan tal actividad, desde lo comparativamente mundano (precognición, clarividencia) hasta lo dramático (psicoquinesis, proyección astral). La telepatía, un fenómeno cuya existencia es ampliamente aceptada por los defensores de T&T/HET, acompaña a casi todos estos ejemplos.

Escribió Jacques Vallée a mediados de la década de 1970:

Hace mucho que me interesan tanto las manifestaciones OVNI como las manifestaciones psíquicas como la telepatía, los poltergeists y la psicoquinética, pero me he abstenido (hasta hace unos años) de intentar construir un puente entre estos dos campos. Sin duda, he sido consciente de que muchos casos de OVNIs contenían elementos indicativos de fenómenos psíquicos. Al mismo tiempo, he encontrado en la literatura de la historia psíquica muchas observaciones que sugerían la presencia o la interferencia de OVNIs. Habría sido imposible no reconocer estas conexiones y, sin embargo, para dar solo un ejemplo, cuando recientemente fui invitado a hablar sobre la investigación OVNI en un curso de extensión de la Universidad de California sobre fenómenos psíquicos, mi decisión de aceptar la invitación fue recibida con incredulidad. entre los astrónomos interesados ​​en privado en el tema. Uno de mis amigos físicos que estaba estudiando el aspecto material de los avistamientos incluso me llamó para preguntarme: '¿Por qué estás mezclando un campo tan sólido como la investigación OVNI con el área de mala reputación de los fenómenos psíquicos?', Lo que implica que al hablar del análisis de OVNIs, avistamientos ante especialistas en investigación cerebral, meditación, biorretroalimentación y análisis de ondas cerebrales, ¡podría poner en peligro mis posibilidades de capturar un platillo volador real y material!

Al mismo tiempo, fue divertido observar la desgana inicial de quienes habían pasado toda su vida estudiando poltergeists, telepatía y el aura humana para considerar el tema de los OVNIs.

Pero una vez establecida la conexión, no cabía más duda de que teníamos que tratar con uno, no con dos temas; no con dos conjuntos de fenómenos, sino con un único universo de eventos en el que estaba en vigor un único conjunto de leyes.  

Es fácil ilustrar cómo esta conexión inevitable destruye la postura tradicional de T&T. A partir de la década de 1970, el gobierno de los Estados Unidos comenzó a invertir fondos en la investigación sobre la visión remota, una supuesta habilidad psíquica en la que a un modelo se le da una serie de coordenadas y se le pide que exprese qué impresiones y sensaciones le vienen a la mente. El Proyecto Stargate, como se lo llamó, costó a los estadounidenses al menos $ 20 millones antes de que fuera cerrado en 1995 por "no producir ninguna información de inteligencia procesable" (uno sospecha que si esta narrativa oficial fuera cierta, el proyecto se habría terminado después de uno, cinco o incluso diez años en lugar de veinte, pero ese es un tema para otro día). 

Crédito: amazon.es
Una lista de los que están adjuntos a este esfuerzo se lee como una galería de parapsicólogos y psíquicos de los 70: Russell Targ y Hal Puthoff encabezaron la investigación, contando con la ayuda de personas como Joseph McMoneagle, Pat Price, Uri Geller, e Ingo Swann. en diversas capacidades. Swann es de particular interés por una anécdota que relató en su libro de 1998 Penetration: The Question of Extraterrestrial Telepathy.

Justo antes de la formación de Stargate, un misterioso agente del gobierno que se hacía llamar "Sr. Axelrod” se puso en contacto con Swann y le pidió que viera remotamente un conjunto de coordenadas en el lado lejano de la Luna de la Tierra. Swann se sintió inicialmente frustrado con sus resultados, que parecían producir visiones de cosas muy poco parecidas a la Luna, incluidas estructuras artificiales y evidencia de algún tipo de operación minera. Después de que Axelrod le asegurara que estos resultados eran consistentes con su inteligencia de actividad en la Luna, Swann, atónito, continuó con su sesión.

Había "redes" sobre cráteres, "casas" en las que, obviamente, vivía alguien, excepto que no podía ver quién, salvo en un caso.

En ESE caso, vi a un tipo de gente ocupada trabajando en algo que no pude entender. El lugar estaba oscuro. El "aire" estaba lleno de un polvo fino y había algún tipo de iluminación, como una tiniebla o niebla oscura de color verde lima.

Lo que pasaba con ellos era que eran humanos o se veían exactamente como nosotros, pero todos eran hombres, como bien podía ver, ya que estaban completamente desnudos. No tenía ni idea de por qué. Parecían estar cavando en una ladera o un acantilado...

Pero allí, en mi estado psíquico, como sentía que estaba, algunos de esos tipos empezaron a hablar con entusiasmo y gesticular. Dos de ellos señalaron en mi "dirección".

“Creo que me han visto, Axel. Me estaban señalando, creo. ¿Cómo podrían hacer eso... a menos que... también tengan algún tipo de percepciones psíquicas elevadas?"

Si bien la historia es sin duda fantasiosa, plantea una serie de posibilidades convincentes si es cierta. No tenemos idea de cómo estos habitantes de la Luna habrían descrito a Swann a sus compañeros.

¿Hubo un componente visual? ¿Les pareció un fantasma? ¿O quizás Swann se les apareció a los selenitas como una luz anómala en su cielo, o como un platillo volador? Quizás cuando observamos tales cosas en nuestros cielos, no vemos naves espaciales extraterrestres físicas, sino manifestaciones de inteligencias avanzadas que ven la Tierra a distancia. Quizás sólo los psíquicamente sensibles entre nosotros puedan verlos, aquellos de nosotros receptivos a la telepatía.

¿Por qué construir un disco de metal tosco y viajar 40 años luz para observar a los terrícolas cuando puedes hacerlo desde la comodidad de tu sala de estar? Las naves espaciales T&T no son hechos consumados. Esta es una de una miríada de posibilidades que se vuelven plausibles cuando los ufólogos respaldan los fenómenos psi.

Rechazando el materialismo

Menos obvio pero mucho más profundo es cómo este respaldo de la telepatía en los encuentros OVNI traza líneas de batalla irreconciliables entre la ufología y el materialismo. A los ojos de los científicos modernos, la creencia en la telepatía y las habilidades psíquicas degrada aún más el ya manchado tema de la ufología; desprecian estos conceptos y los rechazan de plano, porque amenazan directamente el método científico.

La literatura científica está plagada de sentimientos como los que defiende el filósofo y físico Mario Bunge:

La precognición viola el principio de antecedencia (“causalidad”), según el cual el efecto no ocurre antes que la causa. La psicoquinesis viola el principio de conservación de la energía y el postulado de que la mente no puede actuar directamente sobre la materia (si fuera así, ningún experimentador podría confiar en sus propias lecturas de sus instrumentos). La telepatía y la precognición son incompatibles con el principio epistemológico según el cual la obtención del conocimiento fáctico requiere la percepción sensorial en algún momento.

La parapsicología no utiliza ningún conocimiento adquirido en otros campos, como la física y la psicología fisiológica. Además, sus hipótesis son inconsistentes con algunos supuestos básicos de la ciencia fáctica. En particular, la idea misma de una entidad mental incorpórea es incompatible con la psicología fisiológica; y la afirmación de que las señales se pueden transmitir a través del espacio sin desvanecerse con la distancia es incompatible con la física. 

Para que no asumamos que esta es una opinión aislada, considere la conclusión de un panel de 1988 encargado por el Consejo Nacional de Investigación de los Estados Unidos para estudiar lo paranormal: “A pesar de un historial de 130 años de investigación científica sobre tales asuntos, nuestro comité no pudo encontrar ninguna justificación científica para la existencia de fenómenos como la percepción extrasensorial, la telepatía mental o los ejercicios de 'mente sobre materia'... La evaluación de un gran cuerpo de la mejor evidencia disponible simplemente no respalda la afirmación de que estos fenómenos existen”.

No importa que esta afirmación sea demostrablemente falsa (más sobre eso en un momento). Lo que importa es que los ufólogos no hacen amigos en estos círculos, los círculos en los que desean desesperadamente ser incluidos, respaldando la telepatía.

¿Cómo esperan los ufólogos de T&T/HET que buscan la aceptación de la corriente principal reconciliar las visitas extraterrestres con algo que la ciencia declara como una imposibilidad fundamental? ¿A quién le importa la evidencia como marcas de quemaduras en el suelo, datos de radar, efectos de radiación o documentos gubernamentales cuando el testigo agrega: "Los extraterrestres me hablaron sin mover la boca". Inadmisible por asociación.

Cualquier ufólogo que se precie de su sal forteana señalará los avances recientes en el campo de los estudios de la conciencia como legitimadores de tales datos. Es cierto: si bien existe una gran cantidad de basura como "evidencia" de los fenómenos psíquicos, un puñado de investigadores bien calificados están derribando el paradigma materialista ladrillo por ladrillo, produciendo investigaciones de primer nivel e incluso publicando en revistas revisadas por pares de gran prestigio.

Rupert Sheldrake ha llevado a cabo una gran cantidad de proyectos de investigación sobre la conciencia, pero quizás ninguno más famoso que su trabajo de “telepatía de mascotas”. Su rigurosa experimentación, realizada con la máxima dedicación al método científico, sugirió que los perros se apresuran a esperar junto a una puerta o ventana en el momento en que sus dueños inician el viaje de regreso a casa. Un perro del estudio, Jaytee, se jactó de una tasa de éxito del 85%, a pesar de que Sheldrake aleatorizó las horas de salida, los conductores y los vehículos. 

El cardiólogo holandés Pim van Lommel realizó una de las encuestas longitudinales más grandes de la historia de pacientes con paro cardíaco con el propósito expreso de examinar sus experiencias cercanas a la muerte. Su artículo posterior, que apareció en la prestigiosa revista médica británica The Lancet en 2001, concluyó que ninguna explicación médica actual explicaba satisfactoriamente las experiencias de los pacientes.

Crédito: goodreads
Antes de su muerte en 2007, el psiquiatra de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia, Ian Stevenson, prácticamente puso fin al debate sobre la reencarnación. Solo una de sus obras, Reincarnation and Biology: A Contribution to the Etiology of Birthmarks and Birth Defects, narra los recuerdos de vidas pasadas y las marcas de nacimiento anómalas de más de 200 niños, cada uno correspondiente a las vidas y heridas de los fallecidos que afirmaron alguna vez haber sido.

El profesor de la Universidad de Cornell, Daryl Bem, publicó un artículo en 2010 que sugiere que las emociones intensas pueden mejorar directamente los fenómenos psi. En su investigación, más de 1.000 sujetos mostraron una mayor aptitud para adivinar la ubicación de imágenes eróticas sobre imágenes neutrales (53,1% versus 49,8%, estadísticamente significativo).

Esto es solo una muestra del trabajo respetable que se está realizando actualmente en los estudios de la conciencia. Es necesario que, si no está familiarizado con alguno de los individuos mencionados anteriormente, que no son más que un puñado de investigadores que rechazan el materialismo, aproveche su trabajo a toda prisa.

A la luz de esta investigación ciertamente estelar, algunos responderán que el enfoque T&T/HET será exonerado si las habilidades psi son aceptadas algún día dentro del establishment científico. En ese caso, estas capacidades humanas no serán consideradas como fenómenos sobrenaturales, solo como fenómenos naturales mal entendidos.

Estos individuos no podrían estar más equivocados, al menos en la forma en que el materialismo nos ha obligado a definir lo “natural” durante los últimos siglos. El materialismo sostiene que solo lo tangible es real. Los efectos de la conciencia extendida no tienen lugar en un paradigma materialista, punto.

Al mismo tiempo, recuerde que no materialista no es igual a no científico. La ciencia no es más que un conjunto de pautas y herramientas para evaluar la realidad de manera honesta y objetiva, mientras que el materialismo es una suposición basada en la noción de que solo las cosas que se pueden replicar en un laboratorio son dignas de etiquetar como "reales" (aunque, como se ilustró anteriormente, ni incluso la repetibilidad controlada satisface este estándar arbitrario). Confirmar la realidad objetiva de la telepatía, la visión remota, la clarividencia o cualquier otro efecto psi devastaría nuestra comprensión de las leyes naturales, lo que a su vez paralizaría la seguridad con la que opera el método científico. Destrozaría el materialismo.

Alex Tsakiris lo explica hábilmente en su libro Why Science is Wrong… About Almost Everything.

Si mi conciencia es algo, cualquier cosa, que no sea un producto de mi cerebro, entonces la ciencia está fuera de servicio hasta que descubra exactamente cómo interactúa mi conciencia con este mundo. Si mi conciencia es más que mi cerebro físico, entonces la conciencia es el factor X en cada experimento científico. Es el asterisco en las notas a pie de página que dice: "Nos acercamos lo más que pudimos, pero tuvimos que dejar de lado la conciencia para que nuestros números funcionen". 

La buena noticia es que la ola de consenso está empezando a favorecer a investigadores como Sheldrake, van Lommel, Stevenson, Bem y compañía. Los científicos hablan y se comportan menos como drones materialistas y más como buscadores de la verdad abiertos pero de mentalidad crítica (en otras palabras, más como científicos reales). Hay individuos bien ubicados en el establishment materialista que tienen ideas como el multiverso o la noción de que podemos estar viviendo en una simulación. Por supuesto, todavía están tocando el anticuado tambor del materialismo del siglo XVIII, pero al menos está comenzando un diálogo. 

Para obtener un ejemplo más específico de cómo el pensamiento convencional suena más extraño cada día, considere el sentimiento expresado en un comunicado de prensa de 2015 de la Universidad Nacional de Australia. Al confirmar que las partículas existen en un estado de abstracción hasta que se observan, cuantifican y miden (básicamente diciendo que los eventos a nivel cuántico están definidos por el futuro, no por el pasado), el Dr. Andrew Truscott dijo: “En el nivel cuántico, la realidad no existe si no la miras”. 

Hablar así un ufólogo en la década de 1990 habría sido recibido con hombres con batas blancas.

Una vez que la última ficha caiga en la "cadena de dominó de aceptación psi" —y lo hará, a trompicones y arranques— será claramente obvio que el materialismo está, si no totalmente falsificado, al menos socavado en un grado irreparable. De las cenizas del materialismo surgirá un nuevo modelo de realidad en el que el establishment científico acepta que el fenómeno completamente intangible y totalmente interiorizado de la conciencia humana puede manifestar efectos mensurables en nuestro mundo físico.

¿Suena como un fenómeno aéreo inexplicable con el que se haya encontrado?

O el materialismo es correcto o el materialismo es incorrecto. Si es correcto, ¿cómo pueden los investigadores de T&T/HET creer en la telepatía? Si es incorrecto, entonces ¿por qué tantos todavía se sienten obligados a explicar los OVNIs utilizando el paradigma materialista exacto que la existencia de la telepatía refuta?

La telepatía en los relatos OVNI o el materialismo científico: uno debe ser rechazado. No hay término medio. Sin medias tintas. Por el centavo que es la telepatía, por la libra que abandona el materialismo. ¿Por qué seguir jugando según las reglas científicas cuando ya las ha roto al adscribirse a la telepatía y, más concretamente, el libro de reglas se está reescribiendo a su favor mientras hablamos?

Por supuesto, nada de esto excluye la posibilidad de que extraterrestres telepáticos visiten la Tierra en naves espaciales sofisticadas, ni sugiere que muchos investigadores de T&T/HET no hayan adoptado ya un paradigma posmaterialista basado en la conciencia. Pero es fatigoso leer descripciones complicadas de la nanotecnología del “metal de la memoria” en el lugar del accidente o escuchar a los conferenciantes sugerir propuestas elaboradas sobre cómo se puede lograr un viaje más rápido que la luz. Tales disculpas materialistas se vuelven completamente innecesarias cuando se opera en un paradigma basado en la conciencia.

Un paradigma mágico.

Un paradigma de la conciencia o cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la magia

Es probable que los ufólogos ortodoxos retrocedan ante el término "magia". Es cierto que suena como lo menos científico posible. Pero para tomar un Arthur C. Clarke-ismo y darle la vuelta, si alguna tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia, entonces se deduce que la magia es indistinguible de cualquier tecnología suficientemente avanzada.

Aquellos que se encuentran a caballo entre la línea mágico-ufológica están en buena compañía. El gobierno de los Estados Unidos, como lo demuestra The Stargate Project, tiene una larga historia de gran interés tanto en los OVNIs como en la magia durante décadas (quizás el gran secreto de la divulgación de los OVNIs, si ese día llegara alguna vez, es que han estado estudiando los dos como un solo fenómeno). Se rumorea desde hace mucho tiempo que las familias dinásticas de Norteamérica vacían sus bolsillos en una variedad de proyectos ocultistas. Una cita atribuida apócrifamente a J.P. Morgan dice: "Los millonarios no usan la astrología, los multimillonarios sí".

Para hacer que el término "magia" sea más apetecible, vayamos al perennemente articulado mago del caos Gordon White, quien dijo en una entrevista de 2015:

La magia es una respuesta específica de la cultura a los efectos de la conciencia que ocurren naturalmente como la telepatía y la precognición, y todas estas cosas normales que como humanos, con una mente que funciona normalmente, experimentamos... Si miras desde las tribus aborígenes australianas hasta los magos del caos en Londres 2015, la cita entre comillas "poderes" o la cita entre comillas "efectos" que puedes lograr con la magia se reduce prácticamente a las mismas cuatro o cinco cosas: telepatía, precognición (ver el futuro, clarividencia, como quieras llamarlo), visitar el Otro Mundo y, de alguna manera, traficar con los espíritus. 

Mucho menos aterrador, ¿no? Es fácil entretener la realidad objetiva de la magia una vez que dejamos de lado las restricciones del materialismo, al que la práctica mágica se opone diametralmente. No es más que otro dominó. Si cree en la telepatía, tiene una cosmovisión mágica de facto; en cierto modo, los investigadores de línea dura de T&T/HET han respaldado la magia durante décadas.

Es difícil imaginar al ufólogo culto argumentando en contra de la descripción de la magia de White. La mayor cantidad de rechazo probablemente se centraría en sus dos últimos puntos: visitar el Otro Mundo y traficar con los espíritus, pero ¿no describe eso perfectamente las abducciones extraterrestres? Si los mágicamente operantes han estado en lo cierto acerca de la realidad de los efectos psi durante milenios mientras la ciencia caía en la madriguera del materialismo, ¿quizás deberíamos darle a esa comunidad el beneficio de la duda cuando afirma que existen espíritus desencarnados?

Ver la ufología con un ojo mágico no es una novedad (los primeros pioneros como Allen Greenfield defendieron este enfoque durante años). Es novedoso declarar que no debemos sentirnos avergonzados por esta interpretación. Es novedoso predecir que, algún día, su ciencia se parecerá mucho más a la nuestra. Todo lo que tenemos que hacer es mantener la cabeza baja y esperar a que pase la agonía del materialismo. Mientras tanto, es imperativo que los ufólogos se familiaricen con los recursos y el pensamiento mágicos.

Una de las cosas más importantes que frena la ufología es que dos tercios de los investigadores nunca han abierto un grimorio. Si lo hubieran hecho, se darían cuenta de que la mezcolanza de espíritus catalogados allí refleja la apariencia variada de las especies extraterrestres en la literatura OVNI. Verían cómo comunicarse con seres queridos fallecidos en abducciones extraterrestres no es tan extraño cuando su paradigma fomenta la construcción de altares de antepasados. Verían que hay muy poca diferencia entre un mago del siglo X que invoca a Ashtaroth y Steven Greer llamando a los OVNIs desde el cielo nocturno en 2017.

Y empezarían a comprender cómo funciona la lógica no humana.

Crédito: amazon.com
“Los magos tienen experiencia personal de la lógica no humana; cómo se siente, cómo se manifiesta en la vida y la cultura, etc.”, escribió White en su libro Star.Ships de 2016. “Se caracteriza por la atemporalidad, altos niveles de coincidencia, repetición de motivos y símbolos en contextos totalmente no relacionados y una capacidad cuasi-fractal de parecer extrañamente resonante en cualquier nivel en el que observe el fenómeno, desde lo micro a lo macro”. 

White describe las fuerzas detrás de esta lógica no humana como "magoniana", un término tomado del invaluable libro de 1969 de Jacques Vallée, Passport to Magonia. El examen intercontextual de Vallée del fenómeno OVNI trazó paralelismos no solo con el folclore de las hadas del norte de Europa, sino también con las historias francesas medievales de magos pilotos de aeronaves del reino de las nubes de Magonia. Llamar a estos fenómenos “Magonianos” no tiene connotaciones y elimina fácilmente las barreras artificiales que la ufología dominante ha erigido entre los relatos de extraterrestres, espíritus, hadas y apariciones de la Santísima Virgen María. 

En 1918, el mago Aleister Crowley afirmó haber convocado repetidamente a una entidad llamada "Lam", que dibujó con una cabeza bulbosa muy evocadora de las descripciones modernas de los extraterrestres grises. Los ufólogos ven la interacción de Crowley con Lam como una visita extraterrestre, los mágicamente operantes la ven como un conjuro, pero llamar a la experiencia "Magoniana" nos da una lengua franca muy necesaria que facilita la discusión interdisciplinaria entre estas comunidades.

Esta embriagadora mezcla ufológica-mágica es una prometedora vía de exploración. Ir más allá del materialismo se trata de confrontar honestamente el hecho de que no sabemos nada con certeza sobre los OVNIs, pero elegir ser inspirados en lugar de frustrados por esta comprensión, lo que lleva a un tipo de gnosticismo no dogmático. Los fenómenos magonianos abarcan una serie de respuestas al problema OVNI: extraterrestres, sí, pero también viajeros en el tiempo, demonios, espíritus, poltergeists culturales, entidades interdimensionales, el inconsciente colectivo junguiano, yoes superiores daimónicos, hadas, fantasmas o teorías infinitamente hibridadas en ellos.

“Si hay formas de vida físicas [extraterrestres]… postulo que están sujetas a la misma interacción no física y posteriores oscilaciones en la complejidad tecnológica [como nosotros]”, escribió White. "Por supuesto, se vuelve un poco borroso cuando se tiene en cuenta el hecho de que un mundo espiritual que abarca el universo debe contener a los Muertos de numerosas razas alienígenas y, por lo tanto, la interacción con él implica una transferencia indirecta de tecnología de una especie a otra... solo separados en el tiempo.”

La verdad del asunto es que, como comunidad ufológica, hemos dejado la puerta abierta a una visión de la realidad basada en la conciencia y, por extensión lógica, mágica desde el inicio del campo. La disonancia cognitiva de aceptar la telepatía en los encuentros con OVNIs mientras simultáneamente nos esforzamos por lograr la aceptación científica generalizada es un obstáculo recurrente para la ufología contemporánea... estamos holgazaneando colectivamente aferrándonos a las nociones de extraterrestres de carne y hueso en naves espaciales de tuercas y tornillos.

Sin embargo, todavía hay esperanza. Un campo que está constantemente marginado no tiene por qué estar en el lado equivocado de la historia: el paradigma materialista se derrumbará con el tiempo, y los estudios de la conciencia son la estrella proverbial a la que la ufología debería engancharse. El estudio de los OVNIs y la abducción extraterrestre tiene cero obligaciones con un modelo T&T/HET. Lo que sí tiene una obligación es, para citar a Alex Tsakiris, "seguir los datos dondequiera que conduzcan".

Quizás Gordon White articuló este sentimiento de la manera más evocadora:

Abandonar la interpretación al cientificismo es eludir el deber más sagrado de la filosofía natural. Tu tribu se merece algo mejor. Y si siente algún remordimiento residual sobre quién tiene legitimidad de interpretación en nuestra cultura, considere esto. Estamos totalmente justificados en darle la vuelta a la pregunta y preguntar a los científicos qué creen que están haciendo nadando en nuestra piscina en primer lugar.

Ahora tienes permiso para adentrarte en las profundidades.




Modificado por orbitaceromendoza