miércoles, 25 de abril de 2012

Director del Centro para la Detección de Vida de la NASA
Ken Nealson: «Estoy convencido de que hay vida fuera de la Tierra»
Quien busca halla y este experto en Geobiología sabe que al final aparecerá. Pero esa nueva forma de vida será tan diferente a lo que conocemos hoy que cambiará las leyes de la biología.

Judith de Jorge

Ken Nealson se considera un hombre optimista. Tiene la firme convicción de que nuestro mundo no es el único que alberga vida. Para buscarla, cree que debemos agujerear el suelo de Marte y, si estuviera en su mano, enviaría una misión Encélado, luna de Saturno. Eso sí, si encontramos algo, puede ser tan diferente a lo que conocemos que ponga patas arriba las leyes de la biología. El científico estuvo en Madrid para impartir una conferencia en un ciclo científico de la Fundación Banco Santander. 

—¿Somos un error en el Universo? ¿Algo excepcional?

—La vida es un accidente, pero no creo que sea única y especial. La posibilidad de que haya vida exactamente como nosotros es cero, pero teniendo en cuenta que puede haber millones de planetas parecidos a la Tierra, estoy seguro casi al 100% de que tiene que haber vida en otros planetas. 

—¿Cómo la buscamos?

—Desgraciadamente, solemos buscar lo que ya conocemos, pero eso es un error, la vida puede adoptar muchas formas diferentes. Hay que definirla por lo que hace, no por lo que parece. Lo que hemos aprendido sobre las bacterias en los últimos veinte años ha cambiado nuestra visión de en qué lugares podría haber vida aparte de la Tierra. Las bacterias son mucho más resistentes y duras que nosotros y muy versátiles en cuanto a lo que comen y respiran. Yo siempre digo que hay que recordar cómo era la Tierra hace 2.000 millones de años, había mucha vida pero aún no emitía una gran señal a la atmósfera. 

—Cada poco tiempo aparece un prometedor exoplaneta que parece tener las condiciones para albergar vida. Por ejemplo, los del sistema Gliese. ¿Cuál es el mejor candidato?

—Creo que debemos considerar que todos esos exoplanetas son buenos candidatos e intentar averiguar lo máximo posible. Para mí, lo importante es que tengan campo magnético, porque cualquier sol emite rayos cósmicos y viento solar de los que hay que protegerse. Hacen falta los elementos químicos adecuados, algún disolvente —atención, no necesariamente agua— y una fuente de energía, un sol, que no esté ni muy cerca ni muy lejos. Pero estos planetas están a muchos años luz de distancia. No es como cuando Colón partió rumbo a América. 

—Y si no nos vamos tan lejos, ¿dónde podemos buscar en nuestro Sistema Solar?

—Primero, en el subsuelo de Marte. Es posible que en algún momento haya habido vida allí, pero es seguro que no la hay ahora en su superficie. 

—El rover Curiosity, que ahora está de camino al planeta rojo, ¿podrá darnos la respuesta definitiva?

—No, no lo creo. No lleva ningún elemento para perforar. Pero nos va a enseñar muchas cosas nuevas sobre la atmósfera marciana y la formación de metano, si este se produce biológicamente... Quizá otros lugares que no sean Marte tengan mayor potencial para encontrar vida. 

—¿Cuáles son?

—Las lunas de Júpiter Calixto, Ganímedes y Europa. Cada una de ellas tiene más agua incluso que la Tierra, pero no sabemos cuál es el grosor de su capa de hielo. Si es de muchos kilómetros, no podríamos perforarla. También enviaría una misión a Encélado, la pequeña luna de Saturno, que emite vapor de agua. Sería apasionante y no tan caro. Y hay un tercer lugar: Titán. Sabemos que tiene grandes océanos, pero están compuestos por etano o metano líquido. Si albergaran vida, sería muy diferente a la que tenemos en la Tierra y, como las temperaturas son bajas, se desarrollaría muy lentamente. 

—¿Qué aspecto tendría?

—Muy extraño. El agua es un disolvente polar, tiene una carga, y si introduces aceite forma una gota y no se disuelve. El metano y el etano no son polares, si introduces aceite enseguida se va a disolver. La vida estaría boca abajo, todas las reglas que conocemos habría que cambiarlas. 

—¿Cuándo sabrá la humanidad si existe vida fuera de la Tierra?

—Es muy difícil responder. Podría ocurrir mañana. 

—¿Y vida inteligente?

—Siempre es posible que recibamos un mensaje de algún lugar, igual que nosotros estamos continuamente emitiendo mensaje. Cualquier forma avanzada de vida debe tener una manera de comunicarse, y tenemos casi la certidumbre de que utilizaría las mismas frecuencias que nosotros, porque son las que disfrutan de menos interferencias. Pero la verdad, es decepcionante de que no haya habido una sola señal en muchos años.

En 2010, la NASA anunció el polémico hallazgo de una bacteria capaz de vivir del arsénico, algo extraordinario pero que pronto fue rechazado por muchos científicos. ¿Qué opina sobre la investigación?

—Creo que fue un error enorme. El artículo no debería haberse publicado. Los científicos autores del estudio se pusieron a la defensiva y otros colegas, a la ofensiva. Fue algo muy triste. Cuando leí el artículo encontré cinco o seis cosas que eran incorrectas... En los próximos dos años, este experimento será repetido por otros científicos y entonces sabremos cuál es la verdad, pero es poco probable que sea cierto. 

http://www.abc.es/20120326/sociedad/abcp-nealson-estoy-convencido-vida-20120326.html

3 comentarios:

  1. Dice Ken Nealson que la vida es un accidente, correcto (es una forma de ver, la más común). Pero tambien podría perfectamente considerarse el surgimiento de la vida como un fenómeno matemáticamente fijo si existe un caldo de cultivo adecuado dentro de un conjunto variable de combinaciones químicas con duración infinita.
    En tal sentido ya no sería un accidente (casualidad) sino un devenir obligado o forzoso (causalidad) en el Universo.
    La bacteria, se alimente o no de arsénico, es igual, como forma básica de vida, ese gen o doble hélice de ácido desoxirribonucleico (ADN) capaz de autoreproducirse, como todo ejemplo de vida, buscará su salida, su supervivencia. Sobre que no haya habido una sola señal de comunicación de vida inteligente extraterrestre habría mucho que hablar. Se nota que Nealson trabaja para la NASA. Saludos, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Lo rescatable de esto Raimundo es que, a pesar de donde trabaja y de sus definiciones acerca de la "ausencia" en cuanto a la recepción de señales extraterrestres, acepta que la vida existe y que es cuestión de hallarla allí donde esté. Por supuesto que aquí no menciona nada de ETs y de VEDs...

    ResponderEliminar