viernes, 9 de diciembre de 2016

La montaña piramidal antártica no es una base alienígena de OVNIs

La montaña piramidal antártica no es una base alienígena de OVNIs
por Jacqueline Ronson

Crédito: Google Earth


La Antártida alberga gloriosas montañas envueltas en hielo glacial. Si usted mira en ellas el tiempo suficiente, puede empezar a notar un extraño patrón geométrico -algunos de los picos son extraña y perfectamente en forma de pirámide. Esto, si pertenece a ciertos rincones de Internet, sólo puede significar una cosa: extraterrestres.

Tanto las pirámides como la Antártida caracterizan fuertemente a las conspiraciones extraterrestres, por lo que no es de extrañar que la existencia de estas características, claramente visibles en Google Earth, causarían un revuelo. Tal como esto ocurre, sin embargo, son completamente naturales, y no todo eso es raro.

Los picos en forma de pirámide son la conclusión normal de la erosión en áreas muy glaciadas. Los glaciares adyacentes a las montañas, con el tiempo, comen las formas de cuenco llamadas circos. Cuando este proceso tiene lugar en tres, cuatro o más lados de una montaña simultáneamente, eventualmente los circos convergerán en un solo pico. Cuanto más tiempo estas fuerzas de erosión actúan sobre el pico, más simétrica se vuelve la forma de la pirámide.

Si se aleja un poco de Google Earth, es fácil ver cómo estas mismas fuerzas de erosión están afectando a toda la gama de montañas de una manera similar. Es sólo un accidente de la naturaleza que en este momento particular en el espacio y el tiempo, la forma piramidal ha surgido con tanta claridad.

Crédito: Google Earth



El secretario de Estado John Kerry se convirtió en el funcionario estadounidense de más alto rango en visitar la Antártida recientemente, y de acuerdo con el YouTuber thirdphaseofmoon, aquello es una prueba positiva de que algo muy secreto e importante está sucediendo allí. Él descarta de plano la razón declarada -que la visita de Kerry fue para resaltar las amenazas del calentamiento global y el cambio climático.

Los teóricos de la conspiración que creen que la Tierra es plana tienden a compartir la opinión de que la Antártida forma un anillo circular alrededor de los bordes de un disco de tierra y mar, donde los oficiales de la NASA guardan el secreto y nos impiden caer en el olvido. Las pirámides egipcias, y la geometría en general, se caracterizan fuertemente por las teorías de que los extraterrestres inteligentes han visitado nuestro planeta, y que tal vez el propio rey Tutankamón fuera parte extraterrestre.

Apuntar a los objetos naturales que parecen ser esculpidos por el diseño inteligente es otra táctica preferida de la manipulación conspiratoria. Un video que sugirió que todas las montañas de la Tierra son los tocones fosilizados de un gigantesco y magnífico bosque recientemente han ganado una enorme tracción entre el tipo de gente que se aferra a este tipo de ideas.

Los teóricos de la conspiración no están locos, pero son vulnerables a los tipos de errores en la lógica que le hacen confiar en lo que se siente emocionalmente cierto sobre lo que la evidencia puede realmente apoyar. La aburrida verdad permanece: el calentamiento global es real, la Tierra es redonda, y la caza de la vida extraterrestre inteligente continúa. 



https://www.inverse.com/article/24322-antarctica-pyramid-mountain-alien-ufo-base?utm_source=facebook&utm_medium=inverse&utm_campaign=organic 

Modificado por orbitaceromendoza

jueves, 8 de diciembre de 2016

Guillem Anglada-Escudé: «Cerca de la Tierra puede haber muchos mundos habitables»

Guillem Anglada-Escudé: «Cerca de la Tierra puede haber muchos mundos habitables»
El astrofísico lideró el equipo que descubrió Próxima b, el planeta extrasolar potencialmente habitable más cercano 
por Judith de Jorge Gama


Guillem Anglada-Escudé, el astrofísico - ABC


Guillem Anglada-Escudé (Ullastrell, Barcelona, 1979), profesor de Astrofísica en la Universidad Queen Mary de Londres, es el hombre a la cabeza del equipo que descubrió Próxima b, el planeta potencialmente habitable más cercano a la Tierra, situado a tan solo 4,2 años luz en la órbita de Próxima Centauri. El científico ha sido invitado por la Obra Social «la Caixa» en Madrid para dar a conocer cómo es ese prometedor mundo. «La comunidad científica ha estado esperando muchos años una cosa así», dice.


Recreación de Próxima b y su estrella, Próxima Centuari- ESO

-¿Qué posibilidades hay de que Próxima b sea capaz de albergar vida?

-De momento, lo que sabemos sobre este planeta es su período orbital y su masa aproximada, un poco mayor que la de la Tierra. A partir de ahí todo es especulación. Una de las más sustentadas es que sea de pequeño tamaño, ya que orbita una enana roja, una estrella también pequeña. Si reúne esas características, la probabilidad de que sea terrestre es muy alta. Todo indica que es un planeta normal, parecido a la Tierra en propiedades.

-¿Y qué tiene en contra?

-Cabe la posibilidad de que gran parte de su atmósfera, si es que la tiene, se haya erosionado a lo largo del tiempo por efecto del viento solar, ya que las estrellas pequeñas jóvenes son muy activas. Sin embargo, si la atmósfera es gruesa y existe un campo magnético mínimo, esa actividad no tiene por qué ser un problema.

-¿Qué hace falta para confirmarlo?

-Lo más importante es averiguar si Próxima b tiene atmósfera. En menos de diez años podríamos tener la respuesta. Puede ser incluso mucho más temprano, pero nos tiene que «tocar la lotería». Hemos hallado el planeta por el movimiento de la estrella, pero ahora mismo estamos trabajando en la detección de su tránsito, es decir, su paso por delante de la estrella. Si eso ocurre, podríamos estar investigando su atmósfera en cuestión de meses, si no semanas.

-¿Por qué es tan difícil ver su tránsito?

-Cuesta distinguir el paso del planeta porque la estrella es activa. Hemos probado a buscarlo en el rango óptico, pero hay demasiadas cosas que parecen tránsitos. No sirve. El problema es la confusión. Por eso nos hemos pasado al infrarrojo, donde se ven menos manchas. La probabilidad de que el tránsito ocurra es de una sobre cincuenta. No es fantástica pero tampoco tan mala. Sería muy relevante. En tres meses, todos los telescopios del hemisferio sur apuntarían a Próxima b para estudiar su atmósfera.

-¿Y entonces?

-Si esa atmósfera existe, es probable que detectemos algunas moléculas y buscaremos evidencias de agua, tal vez oxígeno, tal vez metano... Ciertas combinaciones de estas moléculas no son estables a lo largo del tiempo y solo pueden mantenerse si hay un proceso que las genera, ya sea geológico o biológico. Ese es el motivo, por ejemplo, por el que la misión ExoMars busca metano en Marte, donde podría haber formas de vida microscópicas en el subsuelo que generen ese metano.

-Meses después del anuncio del hallazgo de Próxima b, ¿hay algo nuevo que no se haya contado?

-Estamos más convencidos de que hay un buen rango de parámetros donde este planeta podría tener condiciones óptimas para el desarrollo y sustentación de la vida. Cuando lo anunciamos hablábamos de la zona habitable, pero temíamos por la destrucción de la atmósfera. Parece que no es un problema tan grande como se pensaba al principio. Además, el planeta está acoplado a su estrella, lo que quiere decir que la mitad siempre está en sombra y la otra, siempre luminosa.

-En una mitad es noche perpetua y en la otra un eterno día...

-Sí. Hace diez años se creía que era imposible que un planeta así tuviera una atmósfera y agua líquida, pero ahora sabemos que la atmósfera redistribuye el calor y puede mantener el agua líquida en distintas partes. Así que eso realmente no es un problema.

-Otros investigadores han dicho que puede ser un mundo acuático. ¿Es posible?

-Sí. Estos planetas se forman muy lejos de la estrella, más allá de la llamada línea de nieve, donde la nieve y el hielo pueden mantenerse sólidos. Si ese es el caso, sería muy rico en agua. Se estima un 10%. Al migrar a su posición actual, más cerca de la estrella, no puede deshacerse de tanta agua y acaba como un mundo acuático. En vez de tectónica de placas, tendríamos la litosfera debajo, una capa de hielo de un par de centenares de kilómetros y después un océano de otro par de centenares de kilómetros.

-¿Y un planeta así sería habitable?

Recreación de la superficie de Próxima b- ESO

-Podría ser, pero como no tenemos ningún mundo de este tipo en el Sistema Solar, es un escenario que se ha explorado poco. Un hemisferio podría estar congelado, y el otro ser un océano. Podría haber continentes flotantes...

-¿Cuál sería el aspecto de Próxima b? ¿Nos podemos imaginar cómo es?

-Si tiene atmósfera, no va a tener cráteres, como ocurre en la Tierra y Venus. Si esta es muy tenue, tipo la de Mercurio o Marte, sería un mundo de color rojizo anaranjado. Bastante oscuro, porque la mayoría de la energía viene por el infrarrojo, como bajo las luces de los bares, que dan calor y se ve naranja. Si hubiera plantas, a nuestro ojo se verían negras, porque no hay luz azul. No habría puesta de sol. El cielo no sería azul y veríamos las estrellas de día. Las formas de vida, los animales, podrían ser similares a los que conocemos. Aunque si hay algo, lo más probable es que sea microscópico. Pero nunca se sabe. Aquí también fue microscópica la vida durante muchos años.

-¿Enviaremos una sonda hasta allí algún día?

-De momento, es el destino que tenemos, el más cercano. Al menos si vamos allí sabremos que hay un sitio para mirar, no sé si para aterrizar. Una sonda podría hacer una pasada y sacar fotos, como se hizo con Plutón. Pero no es el único destino, también hay otros lugares que merecen la pena.

-¿Qué le parece la iniciativa Starshot de Steven Hawking de lanzar sondas microscópicas interestelares?

-Bueno, no va a funcionar exactamente como lo tienen planeado, pero en estas cosas sabes hacia dónde vas y en el camino aprendes un montón de cosas. Con esa justificación, habrá un desarrollo tecnológico.

-Próxima b orbita una enana roja. ¿Son las mejores candidatas para encontrar planetas?

-No necesariamente, pero sí donde podemos detectarlos más fácilmente. La detección en estrellas solares no es factible. Ni entendemos la estrella ni los instrumentos nos dan la precisión. Lo bueno es que un 80% de las estrellas existentes son enanas rojas. Tenemos un montón donde mirar. El proyecto español-alemán CARMENES tiene un instrumento optimizado para buscar estos planetas en las enanas rojas más cercanas.

-¿Puede haber más mundos como Próxima b cerca de la Tierra?

-Sí, muchos. De hecho, tenemos sospecha de bastantes. Estuvimos detrás de Próxima b cuatro años y no fue la única señal que observamos. Nos fijamos en entre 300 y 400 estrellas y miramos todo tipo de señales que podían indicar planetas. Según las estadísticas obtenidas a partir de los datos del telescopio espacial Kepler de la NASA, al menos un 30% de las enanas rojas deberían tener planetas parecidos en órbitas templadas. Es decir, si coges las cien estrellas más cercanas, pues treinta.

-¿Cuándo encontraremos el «gemelo de la Tierra»?

-No va a ser ahora. Próxima b no anticipa ese descubrimiento. Si tenemos mucha suerte, quizás demos con el «gemelo de la Tierra» en el tránsito de una estrella cercana al Sol, tipo Alfa Centauri A y B, pero la probabilidad es muy baja. Para detectar planetas realmente análogos a la Tierra necesitamos telescopios espaciales que nos permitan separar bien la luz del planeta de la de la estrella. Y eso es muy difícil, porque el contraste es de diez a la nueve. Por cada fotón que te llega del planeta, te llegan mil millones de la estrella. Hay algunos planetas de Kepler que pueden ser «gemelos de la Tierra», pero están tan lejos y son tan débiles las estrellas que hay pocas expectativas de poder aprender nada más. En 2025 la misión PLATO de la ESA mirará estrellas cercanas y brillantes para buscar el tránsito de planetas terrestres, dar con el más cercano, ver su atmósfera y buscar moléculas.

-¿Cuáles son para usted los candidatos conocidos más prometedores?

-Kepler 186 f (del tamaño de la Tierra y en zona habitable); una supertierra en la estrella de Kapteyn, porque es muy vieja, 11.000 millones de años, un tiempo más que suficiente para la formación de la vida; Próxima b, porque está cerca y es pequeño...

-¿Y Gliese 667 Cc, en cuyo descubrimiento participó?

-Ese también es un buen candidato. Creemos que se trata de un sistema múltiple. No hay un solo planeta, sino seis, y tres de ellos en zona habitable.

-Cuando anunció Próxima b, dijo que era «la experiencia de toda una vida». ¿Aún lo cree?

-Sí, pero la ciencia no ha sido lo más difícil. La tecnología para conseguirlo estaba presente desde hace diez años. Sin embargo, hemos tenido que pelearnos para demostrar que vale la pena invertir tiempo y esfuerzo, incluidas disputas bastante agrias. Pero lo logramos y fue un revulsivo. Desde que publicamos el artículo en la revista Nature ya han aparecido más de 20 estudios de otros investigadores sobre el asunto.

-¿Cree que puede haber vida fuera de la Tierra?

-Lo raro sería que no la hubiera. Si es inteligente o no, eso es otra historia. Ahí le remito a la «paradoja de Fermi»: si hubiera vida inteligente y fuera abundante, deberíamos estar estableciendo contacto con una civilización por año. Yo creo que, de existir, no es abundante y no dura lo suficiente. Es preocupante. Quizás ocurra que la vida inteligente o se destruye a sí misma o algo pasa y nunca sale de su planeta.



miércoles, 7 de diciembre de 2016

Explorando la Zona del Silencio de México, donde las señales de radio fallan y los meteoritos se estrellan

Explorando la Zona del Silencio de México, donde las señales de radio fallan y los meteoritos se estrellan
La versión mexicana del Triángulo de las Bermudas tiene su parte justa de rumores alienígenas.

Por T.E. Wilson

Entrada al rancho Palacios. T.E. Wilson


Hay una zona en el desierto de Chihuahua, en el norte de México, donde las señales de radio no funcionan, y las brújulas giran fuera de control cuando se colocan cerca de piedras en el suelo. Se llama la Zona de Silencio. Mide sólo 50 kilómetros de diámetro, y se encuentra en la Reserva de la Biosfera Mapimí, una inmensa extensión de casi 400.000 hectáreas, donde el terreno plano y desolado se entremezcla con afloramientos solitarios de montaña. 

"La zona es mi pasión", dice Benjamín Palacios mientras rebota por el área en su Suburban de 4 ruedas, rodeado de mezquite, cactus y guamis -brillantes flores amarillas que se asemejan a los botones de oro. Palacios, de 61 años, creció en el pueblo de Escalón, Chihuahua, al borde de la Zona, y ahora tiene su propio rancho con temas de OVNI en la periferia de la zona. 

Mientras nos dirigimos al corazón de la Zona, Palacios, un hombre carismático con un bronceado intenso y una barba completa, desvía su camión hacia una pista del desierto. De vuelta en la carretera principal, a sólo unos kilómetros de distancia, la radio llegó en alto y claro. Ahora, toca "búsqueda" y escanea sin fin. Sin señal. 

La disrupción se cree que es causada por depósitos subterráneos de magnetita, así como los desechos de los meteoritos. Los efectos generales de la Zona (e incluso su ubicación) se disputan, pero no hay duda de que la zona, que se encuentra en las fronteras de los estados mexicanos de Chihuahua, Durango y Coahuila, tiene una abundancia de actividad celestial, visitas de OVNIs y extraterrestres.

Mirando hacia el este por el desierto de Chihuahua, cerca de la Zona del Silencio. T.E. Wilson

Benjamin Palacios en una operación de explotación de sal, Zona de Silencio. T.E. Wilson

En el borde de la Zona de Silencio. T.E. Wilson

A lo largo del siglo XX, grandes meteoritos cayeron en el sur de Chihuahua, cerca de la Zona, y dos cayeron en el mismo rancho -uno en 1938 y otro en 1954. Un tercero cayó en 1969 en el Valle de Allende, justo al oeste. "Me despertó, y vi que el firmamento se encendía", dice Palacios de ese meteorito. "La gente por millas vio la luz y oyó el ruido tremendo, que rompió ventanas. Atrajo la atención de científicos de todo el mundo". 


El nombre Zona de Silencio no fue dado hasta 1966 cuando Pemex, la compañía petrolera nacional, envió una expedición para explorar la zona. El líder, Augusto Harry de la Peña, estaba frustrado por los problemas que estaba teniendo con su radio. Lo bautizó como la Zona del Silencio. 

Esto le dio al área algo de curiosidad. Sin embargo, el 11 de julio de 1970, la Zona hizo titulares. Fue entonces cuando un cohete Athena fue lanzado desde una base aérea estadounidense en Green River, Utah, como parte de una misión científica para estudiar la atmósfera superior. Se suponía que el cohete iba a bajar cerca de White Sands, Nuevo México. En lugar de eso, se desvaneció y, a las dos de la mañana, se estrelló en el corazón de la Zona de Silencio. 

La zona estaba ahora, aunque sólo brevemente, en el centro de atención internacional, y algunos lugareños vieron una oportunidad de turismo. Wernher Von Braun, el famoso científico nazi que ayudó a los estadounidenses a construir su programa espacial, vino a investigar en nombre de los Estados Unidos. Fue recibido en la estación por el padre de Palacios, entonces alcalde de Escalón. Von Braun hizo los vuelos de reconocimiento en un Cessna para confirmar el lugar del accidente. Con la ayuda de 300 trabajadores mexicanos, se construyó un ruta ferroviaria de 16 kilómetros a través del desierto hasta el cráter de impacto. Entonces un equipo de norteamericanos vino y excavó. 

"Von Braun estuvo aquí 28 días después del accidente", dice Palacios durante nuestra extensa gira por el área. "Los norteamericanos trajeron dormitorios temporales, laboratorios, cocinas, instalaciones médicas, y los instalaron aquí mismo en el desierto. Incluso construyeron una pista para transportar carga directamente a Houston. En tren, arrastraron toneladas de escombros." 

Todo se ha ido ahora. No hay evidencia del cohete de cinco pisos y de siete toneladas, del cráter de impacto, del ferrocarril o de cualquiera de las estructuras. Sin embargo, el impacto del cohete generó interés en la zona, y pocos años después el gobierno mexicano creó la Reserva de la Biosfera Mapimí. La reserva tiene una estación de investigación y alberga a científicos de todo el mundo, muchos de los cuales son biólogos atraídos por la inusual flora y fauna -incluyendo el reptil terrestre más grande de Norteamérica, la amenazada tortuga Gopherus. 

Un área mayor que se extiende al noreste es parte de un bolsón, una depresión en el desierto que, debido al grosor del suelo, retiene la humedad. En una época, hace millones de años, la zona estaba bajo el mar de Thetys, cuyos restos se pueden ver en conchas de mar fosilizadas y en vastos depósitos de sal. Hoy en día, la sal es explotada por obreros con palas y carretillas. Es terreno difícil, y no es un área donde los forasteros deben aventurarse solos. 

"No podemos ir en esa dirección", dice Palacios, apuntando a Tetas de Juana, picos gemelos que disparan directamente desde el suelo del desierto y detrás de los cuales cayeron los dos grandes meteoritos de Chupadero. "Está plagado de viejos pozos de minas, y ha habido algo de humedad, lo que puede hacer que la conducción sea dura".
 
Durante generaciones, las historias han abundado en y alrededor de la Zona sobre encuentros con seres extraños, luces inusuales en el cielo y una abundancia de lluvias de meteoros. Éstos vienen generalmente de la gente que vive en ranchos alejados, o de los forasteros que se han perdido en el desierto. La gente ha visto bolas de fuego en el cielo y, a veces, las llamas rodando por los lados de las montañas como masivas rodadoras encendidas.

"Hay muchas historias de extraterrestres y objetos voladores no identificados en la Zona", dice Geraldo Rivera, un burócrata estatal con gafas que también es el investigador de OVNIs más devoto de Chihuahua. "La gente a menudo se pierde en la Zona. Cuando esto sucede, a veces los seres altos y rubios aparecen de la nada."

Aquellos que afirman haber encontrado a los extraterrestres altos y de pelo rubio, dicen que los individuos hablan un español perfecto, piden sólo agua y desaparecen sin una huella. Cuando se les pregunta de dónde vienen, los seres -conocidos como nórdicos- dicen sólo "arriba".


La parte trasera del rancho Palacios. T.E. Wilson

Localización prevista de la cabaña turística nombrada como el planeta Mercurio. T.E. Wilson

La Zona de Silencio está cerca del desierto de Chihuahua. T.E. Wilson
 
Incluso Benjamín Palacios tiene una historia. "Tenía 12 años cuando una luz apareció desde arriba y nos rodeó completamente", dice. "Viajaba con mi hermano en la Zona. No sabíamos lo que estaba sucediendo. Cuando volvimos al rancho, nos dimos cuenta de que habíamos perdido dos horas." 

El sueño de Palacios es capitalizar las intrigas sobrenaturales y convertir la Zona del Silencio en una "Meca turística, con gente que se aloje en mi rancho, y realizando visitas guiadas". En un momento, la zona atrajo a hordas de curiosos "zoneros" que buscaban extraterrestres y experiencias paranormales, pero pocos turistas llegan a esta parte de México ahora, en gran parte debido al deterioro de la situación de seguridad. Si alguna vez regresan, "quiero construir ocho pequeñas cabañas, cada una con el nombre de un planeta en el sistema solar", dice. 

Podría suceder. El área tiene delicias sub-exploradas, como una hacienda abandonada hace más de un siglo, durante el tumulto de la revolución mexicana, y las fuentes termales escondidas en una cueva. Esta es una parte hermosa y atractiva del mundo, pero es remota: Escalón tiene menos de 1.000 habitantes, y Ceballos tiene poco más de 3.000. Su población disminuyó a medida que se abandonaba el servicio ferroviario de pasajeros y los jóvenes se trasladaban a la ciudad o a los Estados Unidos. Aparte de unos pocos ranchos, el desierto en sí estaba prácticamente vacío. 

Sin embargo, los impulsores como Palacios continúan, ansiosos por contar historias de las inusuales propiedades de la Zona. Estos incluyen la flora y la fauna anormalmente grandes y, según Palacios, propiedades saludables -me dice que nunca ha estado enfermo, y esto, él cree, es debido a la Zona.

"La zona ha sido buena para nuestra familia", dice su esposa, Cha Cha Palacios, mientras nos movemos a través de la luz menguante. "Nuestra hija Alejandra y su esposo no pudieron tener hijos. Lo intentaron todo, fueron a todos los médicos. Entonces llegaron a la Zona, y concibieron. Dos años más tarde, volvieron y volvieron a concebir."

¿Es verdad? Casi no parece importar mientras nos movemos a través del terreno plano, el sol que se fija al oeste y la luna, directamente enfrente, levantándose sobre una cordillera lejana. Aquí en el desierto el mundo se siente diferente. Es como si estuviésemos en un fulcro, la tierra inclinada, con una bola de fuego naranja levantando un platillo metálico en una tranquila y celestial sierra.
 


http://www.atlasobscura.com/articles/exploring-mexicos-zone-of-silence-where-radio-signals-fail-and-meteorites-crash 

Modificado por orbitaceromendoza 

martes, 6 de diciembre de 2016

Exploración espacial: Kickstarter podría financiar nuestros primeros pasos hacia Alpha Centauri

Exploración espacial: Kickstarter podría financiar nuestros primeros pasos hacia Alpha Centauri
El equipo del proyecto espera recaudar por lo menos $ 1 millón a través de la plataforma de crowdfunding Kickstarter para el 21 de diciembre 2016.


Crédito: kickstarter.com/projects/projectblue
 
Crédito: kickstarter.com/projects/projectblue
La llegada de Donald Trump a la Oficina Oval puede dar a la NASA el impulso que necesita para volver a las estrellas, pero otros proyectos de astronomía todavía tienen que encontrar nuevas maneras de obtener la financiación que necesitan para mantener vivos sus sueños estelares.

Una de esas iniciativas es el Proyecto Azul, que busca directamente captar planetas alrededor de los soles dobles de Alpha Centauri.

El equipo del proyecto espera recaudar por lo menos un millón de dólares a través de la plataforma de crowdfunding Kickstarter para el 21 de diciembre de 2016, para sentar las bases técnicas del proyecto, dijeron los representantes en un comunicado.

De acuerdo con Space.com, la iniciativa pondría en marcha un pequeño telescopio espacial diseñado específicamente para mirar a Alpha Centauri, que, junto con Proxima Centauri, es el vecino estelar más cercano al sistema solar de la Tierra.

Debido a la proximidad del sistema estelar, ese pequeño telescopio sería capaz de tomar una imagen de un "punto azul pálido" de cualquier planeta potencialmente terrestre que orbitase allí -una foto de una pequeña mancha azul como la que la nave espacial Voyager tomó de la Tierra desde lejos. Una tonalidad azul indicaría océanos potenciales o una atmósfera que rodea al planeta.

El Instituto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) y la Universidad Lowell de Massachusetts ya han firmado para colaborar en el proyecto.

La misión entera costaría entre $ 10 millones y $ 50 millones, dijo Jon Morse, ejecutivo de la misión para el Proyecto Azul a Space.com cuando el proyecto fue anunciado en octubre.

El primer millón de dólares del proyecto se destinará a "análisis, diseño y simulaciones cruciales que forman la base de la misión", dice la página de Kickstarter.

Si se recauda más dinero, los investigadores también tienen metas más amplias: $ 2 millones le permitirán probar el coronógrafo que permite al telescopio localizar planetas alrededor del resplandor de las estrellas de Alpha Centauri, y $ 4 millones le permitirán terminar el diseño del telescopio, comenzar a construir componentes e incorporar estudiantes y universidades interesadas ​​en el proceso de construcción. 



http://www.ibtimes.co.in/space-exploration-kickstarter-could-fund-our-first-steps-alpha-centauri-704285 

Modificado por orbitaceromendoza

lunes, 5 de diciembre de 2016

"Llegada" inesperada: la humanidad no está lista para los extraterrestres

"Llegada" inesperada: la humanidad no está lista para los extraterrestres
Por Mike Wall


Crédito: Paramount Pictures


La perspectiva de los extraterrestres que visitan la Tierra ha estado percolando a través del pensamiento humano durante décadas, gracias a innumerables libros y películas de ciencia ficción, como la recién estrenada película "Arrival" ("Llegada"). Pero todavía no está claro cómo trataríamos con lo real.

Los astrónomos han elaborado una serie de acciones recomendadas para ser tomadas después de la detección de una señal de una lejana civilización alienígena, pero parece que no se ha hecho ningún esfuerzo con respecto a la llegada de E.T., dijo el veterano cazador de extraterrestres Seth Shostak.

"No conozco ningún protocolo por si aterrizan", dijo Shostak, un astrónomo del Instituto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) en Mountain View, California.

"Nunca he oído hablar de tal cosa, y me sorprendería si hubiera una", dijo Shostak a Space.com. "Pero, ¿quién sabe qué hay en las entrañas del Pentágono?"

El ejército estadounidense diseña una increíble variedad de planes de contingencia: el Pentágono trazó una invasión de Canadá en los años 20 y 30, después de todo, como parte de una hipotética guerra con el Reino Unido, por lo que es posible que algún tipo de diseño de lucha contra extraterrestres esté encerrado en un archivador en Washington, DC

Sin embargo, si los recién llegados resultan ser hostiles o depredadores, incluso el plan de batalla más ingenioso casi seguramente fracasará, dijo Shostak. Cualquier civilización extraterrestre capaz de viajar desde su propio sistema estelar a la Tierra sería mucho más tecnológicamente avanzada que la humanidad, señaló.

"Sería como enfrentar a las legiones romanas con la Fuerza Aérea de los EE.UU.", dijo Shostak.

Algunos pensadores han especulado que las naciones del mundo se unirían para luchar contra esta amenaza existencial a la civilización humana, pero Shostak no está tan seguro.

"Simplemente no lo veo, nada más ha provocado esa clase de reacción", dijo. "El armamento nuclear también es una amenaza existencial, y no he notado mucho en todo el mundo pensando que 'todos tenemos que reunirnos y detener esto'".

La cooperación internacional podría ser aún más difícil en el caso de una detección SETI, o la llegada de extraterrestres amistosos en la Tierra.

"De inmediato va a haber competencia - 'Bueno, estos chicos están en contacto con los alienígenas, tenemos que entrar allí, ¿quién sabe qué tipo de cosas buenas podrían los alienígenas estar diciéndoles?'", dijo Shostak.

No está claro si los protocolos claramente establecidos podrían ayudar a suavizar estos posibles puntos problemáticos. Tome el protocolo de detección de SETI, que básicamente instruye a los científicos para que comprueben la señal; a contar a otros investigadores y organizaciones prominentes, como las Naciones Unidas, del descubrimiento; y a no enviar un mensaje a E.T. sin la adecuada "consulta internacional" (Puede leer el protocolo completo aquí en inglés: http://www.seti.org/post-detection.html).

"Sabemos por experiencia -de lo que sucede cuando hay una falsa alarma, como esta señal rusa de hace un par de meses- que lo que realmente sucede es que los protocolos ni siquiera se miran", dijo Shostak, refiriéndose a una posible detección aparentemente causada por un viejo satélite militar soviético. "A nadie le importa, lo que realmente sucede es que los medios de comunicación llaman a los científicos".

Las reacciones relativamente silenciadas a las falsas alarmas de SETI también proporcionan una pista sobre cómo la humanidad respondería a una detección de buena fe, dijo Shostak. En resumen, las probabilidades de histeria en masa son bastante escasas, dijo.

"La gente no está causando alboroto en las calles" después de falsas alarmas, dijo.

La llegada de naves espaciales extraterrestres a la Tierra presentaría una amenaza potencial mucho más inmediata que una detección SETI, por supuesto. Entonces, ¿cómo reaccionaría la humanidad ante una posible invasión? Es posible que solo tengamos que esperar y ver. 



http://www.space.com/34722-alien-arrival-humanity-not-ready.html?utm_source=facebook&utm_medium=facebook&utm_campaign=socialfbls&cmpid=social_ls_514627 

Modificado por orbitaceromendoza

domingo, 4 de diciembre de 2016

Ángel Jané: «Ir a Marte no es plantar una bandera, sino empezar una sociedad desde cero»

Ángel Jané: «Ir a Marte no es plantar una bandera, sino empezar una sociedad desde cero»
Su libro se llama «Mi casa en Marte» y es ahí donde quiere instalarse en 2026, como el único español preseleccionado para el proyecto Mars One 
por Érika Montañés


Ángel Jané es uno de los cien seleccionados en la fase final del proyecto Mars One de la NASA para viajar a Marte en 2026 - NEWSLINEEDICIONES


Ángel Jané (Barcelona, 1975) tiene respuestas para todo. Y hay preguntas infinitas para él, al que ves y piensas, inevitablemente, en un marciano. Hay tantos interrogantes planeando sobre el aire como los que se le podrían plantear al creador del proyecto Mars One, el empresario holandés Bas Landsdorp, que fundó en 2011 ese ambicioso reto para instalar en 2026 una colonia permanente en Marte. Pero de los 100 finalistas que quedan, entre ellos este español solo 24 viajarán. Y de ellos ninguno volverá.

¿Es una misión suicida? Hay mucho cuestionamiento detrás de este viaje tripulado a Marte sin retorno. También han sido muchas las dudas que ha suscitado el proyecto. Pero Jané las resuelve en un libro muy personal que parte de su pasado hacia ese futuro que solo unos pocos ven con claridad. El volumen lleva por título «Mi casa en Marte. Confesiones del primer explorador español seleccionado para viajar al Planeta Rojo» (publicado por Newsline Ediciones) y en él Jané abunda en ése que podría ser decisivo. Para el lector que piense que la carrera espacial es solo para ciudadanos sin ataduras en la Tierra, Jané habla sin pudores en el libro de cómo sus deseos de exploración y libertad afloraron en su niñez en hogares de adopción. A lo Matthew McConaughey en la cinta «Interstellar», tiene una hija, a la que aleccionará para quedarse sin padre, si supera las últimas fases del proyecto, al menos sobre la superficie terrestre.

Aunque sabe que habrá mucho sarcasmo sobre su experiencia y sus palabras, llama a comprender algunas de sus inquietudes.

¿Cuál es la inquietud que le lleva a escribir este libro? ¿Cóm surge la idea de plasmar su experiencia por escrito?

Yo, desde siempre, he sido un aficionado a la astronomía, a los viajes espaciales y a la ciencia en general. A raíz de mi implicación en el proyecto Mars One, se me ocurrió la idea ya hace tiempo de escribir un libro sobre todo de las anécdotas, además de mi pasado, mi infancia, un libro divulgativo sobre lo que va a ser la colonización del planeta Marte, que más que ir a plantar una bandera, va a ser la futura expansión del ser humano. Hay muchos aspectos a debatir en temas religiosos, políticos, técnicos, alimenticios y creo que es un tema que la gente debería empezar a conocer porque va a ser el futuro.

Vayamos al inicio. ¿Cuando se plantea esta experiencia, qué le dicen en casa? ¿Cómo es ese momento en que piensa si sí o si no se encarama al proyecto Mars One?

Bueno, yo siempre he sido muy aventurero, muy «locatis» como ellos me llamaban, así que no se sorprendieron demasiado de que me apuntara a este proyecto. De lo que sí se sorprendieron es de que fuera pasando fases y actualmente soy uno de los finalistas. El tema mediático sí ha sorprendido, pero no el hecho de presentarme, porque siempre he sido un poquito «así».

Pero en casa cómo sienta, a efectos personales esto trastoca una vida entera y la de los demás...

No, la verdad es que todos me apoyan mucho. Lo único el debate moral porque tengo una hija, el proyecto es para aquellos seleccionados y, en principio, si sale adelante es ir a otro planeta y quedarse ahí. La temática moral de la familia sí que la hemos hablado. Si el proyecto hubiera sido para irme en pocos años, dos, tres, cuatro o cinco años, no me hubiera apuntado porque mi hija todavía es pequeña, pero me da muchos años para cultivar su mente y darle unos valores para que el día de mañana sea una mujer independiente. Si consigo eso, me puedo marchar tranquilo.

¿Porque cuánto tiempo piensa estar en Marte?

Los finalistas que consigan ir allí se van a ir para quedarse. Esa es la idea. Para el resto de sus días. Pensemos que la idea de ir a Marte no es plantar una bandera, sino empezar una sociedad desde cero. Empezar una nueva vida en otro planeta, conseguir que haya vida en dos planetas a la vez y con todo lo que eso significa. Entonces va a ser un gran paso para la humanidad. El máximo reto no va a ser llegar, sino que va a ser vivir en dos planetas a la vez.

¿Cuándo llegue allí, qué edad tendrá?

Si todo sale según lo previsto y la agenda se cumple, será de aquí a diez años. Entonces tendré unos 51 años.

Fantasea con sus deseos al llegar allí...

Pienso explorar mucho. Ser una voz y unos ojos del Planeta Tierra en otro planeta, y por qué no, intentar encontrar vida presente o pasada, para resolver el santo grial de la ciencia y la religión. Y si realmente nuestro ADN pertenece a la Tierra o se originó en Marte, si encontramos que surgió una bacteria, estudiar su ADN sería muy interesante.

¿La experiencia en total le ocasiona mucho gasto de dinero?

No, esto es como una oposición. Tú te lo tienes que preparar por tu cuenta y si el día de mañana, eres seleccionado te ofrecerán un trabajo. Los seleccionados firmarán un contrato y empezarán a formarse en muchas áreas: Geología, Biología, Astronomía, Ciencia, Hardware... y será un trabajo reunerado como el de cualquier astronauta. En principio, no tengo gastos porque lo que tengo que hacer básicamente es estudiar mucho, me mandan mucho material para estudiar, y no tengo gastos. Lo que sí tengo es un canal en YouTube donde hago entrevistas, divulgación científica, pero es una cosa personal. Si tengo que hacer algún desplazamiento, claro que tengo que solventármelo yo, pero eso ya es un tema aparte.

Su formación, ¿cuál es exactamente?

Soy técnico en energías renovables y técnico en robótica, en lo que serían los robots de las fábricas. Pero realmente lo interesante del proyecto Mars One es que no necesitan grandes títulos académicos porque lo que van a dar en diez años supone estudiar varias carreras. Lo más importante aquí son las capacidades psicológicas o la capacidad de trabajar en equipo, o no ponerse nervioso en situaciones tensas. Y esto el personal de la calle lo puede tener. La preparación académica, en dos-tres carreras que vayan a tener, se las van a dar todos los años de preparación.

Y esas capacidades psicológicas, ¿las ha fomentado y formado de alguna manera especial? ¿Se está entrenando también para eso?

Yo poseo algunos de los requisitos que ellos piden; soy una persona muy creativa, la creatividad será algo muy importante, la resistencia, la persistencia también, serán requisitos que se van a pedir porque son personas que se van a ver en situaciones en las que seguramente muy pocas personas han estado. Por eso, una de las cosas del entrenamiento que vamos a tener que hacer en las próximas pruebas será competir en grupos. Se han formado diez grupos, con los cien candidatos que quedamos, se han hecho diez grupos de diez personas cada uno y vamos a tener que competir entre nosotros para ver cómo se organiza cada grupo y cómo supera los retos. Luego se va a hacer una réplica del asentamiento del planeta Marte en la Tierra y van a tener que convivir varios días, encerrados en un sitio aislado, para ver cómo solventar los problemas. Entonces, se van a valorar esas capacidades de saber estar tranquilos en situaciones tensas, de trabajar en equipo, de no ponerse nervioso y ser creativo, incluso tener sentido del humor es algo muy importante para solventar tensiones entre compañeros. Se buscan personas de este tipo.

Cuando dice que van a quedar en un lugar para competir, ¿dónde lo hacen?

La ubicación está por determinar. Seguramente será un sitio aislado, para que la prensa no interfiera mucho.

¿Llevan a todo el mundo al mismo sitio?

Una cosa son las pruebas finales, para las que se va a crear una especie de asentamiento, para acoger los 24 finalistas. Ahora quedamos 100 y estos 24 son los definitivos. Se va a crear un centro de entrenamiento, que son 8-9 meses cada año, preparándose y asumiendo nuevos retos.

¿Cuántas veces le toman el pelo con que si es Matthew McConaughey en la película Interstellar, o el personaje de Matt Damon en Marte?

Bueno, las bromas son comunes. La gente que está carente de información suele bromear porque es un recurso fácil. Lo que pasa es que yo estoy acostumbrado y me lo tomo con humor.

¿Teme algún efecto físico, más que psíquico, porque se habla mucho de que los astronautas vuelven enclenques, más altos, y con ciertas patologías por la falta de gravedad?

En el libro comento todos los riesgos y cómo se están solventando. Yo no temo los efectos físicos porque ya se está sobradamente preparado, por ejemplo, el año pasado hubo un experimento en la Estación Espacial Internacional en que el astronauta Scott Kelly permaneció un año entero para después comprobar sus efectos. Sí que es curioso que creció cinco centímetros, porque su columna vertebral se estiró un poquito, y es verdad que la microgravedad o la ausencia de gravedad durante el viaje puede tener efectos nocivos en los huesos y en los músculos, pero es algo que ya se está preparando con ejercicio físico desde hace muchos años y se sabe cómo solventarlo.

¿Va a dejar testamento si se va?

Todavía no lo he pensado. Si al final soy uno de los elegidos, tendré que cuestionármelo. Pero sí es verdad que hay que sacar nuevas leyes, porque hay muchos debates éticos que esto plantea: el testamento, si se está casado, qué pasa con la herencia...

Y no estamos preparados para ello todavía...

Es cuestión de tiempo, de mentalizarse, reunirse y empezar a dialogar de estos temas. Es cierto que yo soy uno de los que pretenden ir a Marte de aquí a una década. Pero hay otros proyectos como NASA y la compañía SpaceX que hace poco presentó el sistema de transporte interplanetario, que pretende llevar cien humanos al planeta Marte y empezar a crear una ciudad. Todo indica que los esfuerzos de los ingenieros y los visionarios están puestos aquí, realmente es bueno porque al haber competencia se está acelerando todo un poquito.

¿Contempla la opción de llegar allí y decepcionarse? ¿Todo esto ha sido para usted como una obsesión, un deseo, un sueño?

Al principio me lo tomaba como un hobby, ahora ya estoy un poco más en serio en toda esta temática, también, como le decía antes, tengo un canal en YouTube en el que voy poniendo vídeos para que la gente esté informada. Es un hobby, una forma de vida, el más allá, visionar cómo será nuestra sociedad del futuro porque realmente es muy interesante que la gente no lo sabe, pero en una o dos décadas vamos a ser una raza que viva en dos planetas a la vez. Independientemente. Quizás el mayor logro no habrá sido llegar a Marte y poner un pie en otro planeta por primera vez, sino que como se va a crear otra sociedad desde cero, con otra filosofía, sin religión, sin dinero, etcétera, puede que en el futuro sea un referente para la Tierra. Quizás Marte nos ayude a mejorar las cosas en la Tierra y todos estos debates son los que tratamos en el libro.

Repite mucho lo de sin dinero... ¿Está huyendo de alguna manera de los problemas de la Tierra?

No. Huir no, al contrario, es una forma de intentar mejorarlo, puesto que aquí en la Tierra los gobiernos es más que evidente que no nos representan, no hacen lo que nosotros deseamos, no tenemos la sociedad que queremos, siempre sufriendo con ir al banco y llegar a fin de mes, y con la propia supervivencia. Entonces, ir a Marte supondrá una forma de mejorar estas cosas, empezar desde cero en otro planeta y ser un referente para la Tierra. No estoy tratando de huir de nada, sino de mejorar la vida de todos nuestros ciudadanos.

¿Pero y si se fundan bancos en Marte?

No creo eso, porque la filosofía no tiene nada que ver con eso.

Dice también lo de la religión. ¿Cree que un católico no puede viajar a Marte?

Cada uno podrá tener su propia religión, pero allí no va a haber un dios que castigue o premie nuestros actos. Yo creo que tenemos que olvidarnos ya de las religiones infundadas porque no las hemos creado nosotros, nos las han enchufado con un calzador, y creo que debemos empezar a ser más espirituales. Realmente, si lo pensamos bien, el ser humano, todo lo que nos forma, los animales y las plantas son producto de la explosión de una estrella. Por ejemplo, el calcio de nuestros huesos, el hierro de nuestra sangre, todo eso se formó porque una estrella explotó. A mí me gusta pensar que somos el mismo universo que ha tomado consciencia de sí mismo y se está cuestionando su existencia. Por lo tanto, nosotros somos dioses que no necesitamos creer en una entidad superior que nos castiga o nos premia según nuestros actos, porque nosotros mismos ya somos dioses. Tenemos que empezar a sustituir la religión por la espiritualidad y eliminar barreras de religiones, políticas, sexos y razas, porque es algo infundado, un ser humano no nace en un país o comunidad, ni en una religión, y luego se le cataloga. Todo lo que es infundado lo es para separarnos y poder controlarnos mejor.

Es muy joven, pero ¿cómo desearía acabar sus días?

Yo no creo en la muerte espiritual, la muerte física es algo así como un malentendido, desde mi punto de vista, porque la gente llora, lleva el luto, y yo creo que nosotros cuando morimos está demostrado que somos energía, que vibramos en un estado diferente en función de nuestro estado de ánimo. Creo que cuando morimos físicamente, lo único que hacemos es cambiar de estado. Me gusta poner el ejemplo del agua. Tú puedes tener agua en un vaso y romper el vaso, pero el agua seguirá siendo agua, y el agua puede estar en estado sólido, líquido o gas. Solo cambia de estado en función de donde esté. Me gustaría acabar mis días siendo un representante de toda la humanidad, resolviendo los grandes enigmas que existen y haciendo ver a la gente que podemos crear una sociedad mejor, la sociedad que todos nos merecemos.

¿Pero allá arriba no?

Sí, claro, claro. Marte será un referente en el futuro para que los habitantes de la Tierra quieran hacer las cosas igual.



sábado, 3 de diciembre de 2016

San Juan: Un fotógrafo asegura haber visto un OVNI en Jáchal

San Juan: Un fotógrafo asegura haber visto un OVNI en Jáchal
No es la primera vez que Roberto Ruiz tiene una experiencia como la de este jueves, cuando salió a fotografiar una tormenta. Mirá el video.



 

El fotógrafo jachallero Roberto Ruiz vio un objeto luminoso en el cielo de sus pagos, la noche de este jueves cuando con su colega Nito Martín salió a hacerle fotos a la tormenta.

Los lentes apuntaban al cerro Los Blanquitos, a eso de las diez de la noche, cuando de repente en la cresta de la montaña apareció una luz muy potente, de tono verdoso.

Según los testigos, la luz se movió para luego desaparecer atrás del cerro.

Esta no es la primera vez que el reportero gráfico tiene una experiencia semejante. En agosto del ’84, Ruiz dice haber visto un OVNI desde la ventanilla del avión en que viajaba.






viernes, 2 de diciembre de 2016

CEFAe: a ciencia cierta, un organismo a favor del conocimiento

CEFAe: a ciencia cierta, un organismo a favor del conocimiento
El comodoro (R) Rubén Lianza, titular de la Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales conversó con Noticias en Vuelo sobre los métodos de investigación que realiza el organismo a su cargo, para identificar en forma certera y precisa, las verdaderas causas de los avistamientos reportados

Por Lic. Florencia Sosa/Foto: Gentileza Alejandro Agostinelli



 


La Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales (CEFAe) es un organismo dependiente de la Secretaría General de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) que funciona desde 2011. Su titular, el comodoro (R) Rubén Lianza, recibió a Noticias en Vuelo, en su oficina ubicada en el edificio Cóndor, para mostrar el trabajo que realiza y ayudar, así, a esclarecer las diferentes interpretaciones que las personas pudieran tener sobre las investigaciones que allí se realizan.

Un poco de teoría

Generalmente los que estudian los Objetos Voladores No Identificados o en Inglés Unidentified Flying Objects (de allí la sigla UFO) se autodenominan “ufólogos”. Además de los OVNIs, también existen miles de otros objetos de origen ordinario que producen confusiones en la gente y que, por lo general, se los denomina OVIs (Objetos Voladores Identificados) o IFOs, por sus siglas en inglés.

Al comodoro Lianza se lo podría definir como ifólogo por especializarse en el estudio de todos aquellos Sistemas Aeroespaciales (e incluso elementos astronómicos) que en un principio pueden llegar a producir confusión en los testigos.

Dado que desde hace mas de 60 años la sigla OVNI se utiliza erróneamente como sinónimo de plato volador, la CEFAe prefirió desde su creación utilizar el término fenómenos aeroespaciales con una visión mucho más general y abarcativa que incluye cualquier cosa que pudiera interpretarse como “fuera de lo normal” desde el horizonte hacia arriba.

También OVNI ha sido utilizado por décadas como sinónimo automático de OVE (Objeto Volador Extraordinario) o más vulgarmente, “Plato volador”. Al estar CEFAe abocada al tema fenómenos aeroespaciales, las personas asumen que su tarea tendrá que ver con la búsqueda de pruebas de que naves extraterrestres están evolucionando en nuestro planeta. “Nada más alejado de la realidad”, responde el especialista. “Precisamente por ello se recurrió al término fenómenos aeroespaciales y no a la tan mal usada sigla OVNI”. Además agrega: “Nuestro objetivo consiste en analizar los casos e identificar las causas, no difundir un compendio de casos sin resolver”.

Su misión es, precisamente, resolver las causas de los avistamientos, que en una enorme mayoría se deben a interpretaciones honestas pero erróneas de los testigos quienes a veces consideran como extraordinario algo que, tras una investigación neutral pero exhaustiva, termina revelándose como de origen ordinario.

Por este motivo, para el comodoro Lianza es fundamental estudiar el 100 % de los testimonios.




“Nuestra misión es identificar las causas”

El comodoro aclara que, si bien el padre de la ufología moderna, el astrofísico Joseph Allen Hynek afirmaba que los OVIs son “como piedras en el camino hacia el progreso”, para la CEFAe el progreso significa, precisamente, haber descubierto las causas y “si prefieren usar las siglas, entonces el objetivo sería renombrarlas de OVNI a OVI, hayan sido lo que hayan sido”.

Con el correr de los años y con las facilidades de acceso a desarrollos tecnológicos, los casos inexplicables en el mundo vinculados con fenómenos aeroespaciales comenzaron a resolverse satisfactoriamente. En el caso de la CEFAe, se apunta a tener todas las herramientas disponibles para que el 100% de los casos denunciados sean resueltos.

En algunas oportunidades, los testigos afirman tener una fotografía de supuestos “platos voladores” aunque al inspeccionar la toma fotográfica se confirma que en realidad se trató de alguno de por lo menos 7 diferentes “géneros” de causas. Algunas son de origen óptico que pueden ser reflejos externos o internos del lente, partículas o gotas sobre el lente o problemas del sensor; otras biológicas, aves o insectos cruzando frente a la cámara o formando ilusiones ópticas por estar tomados con muy baja velocidad de exposición; astronómicas, como por ejemplo la Luna a plena luz del día, alguna estrella, planeta o incluso la ocasional caída de un meteoro; satelitales: reflejos del sol en espejos de satélites de comunicaciones; aeronáuticas, aeronaves en vuelo diurno o nocturno o globos experimentales; objetos lanzados al aire, como por ejemplo, suelta de globos u objetos sujetados por algo o alguien invadiendo inadvertidamente el campo de visión de la foto y, en un porcentaje menor, hasta se han visto casos de fraude con o sin manipulación digital.

“Cuando la gente ve cosas al límites de la visión, el cerebro completa la información faltante recurriendo a la imaginación” aclara el comodoro, a la vez, agregó que “Esto puede ocurrirle tanto a una persona sin experiencia aeronáutica como al piloto más experimentado. Debido a esto, y de acuerdo con lo que decía David Hume: ‘Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias’. Todos los casos que recibimos deben estar necesariamente acompañados por pruebas en fotografía, video o evidencias materiales”.

“La comunidad ‘ufológica’ ha analizando durante décadas, miles de casos basados solamente en el testimonio y así nos fue. Incluso hay casos antiguos que ya se habían cerrado como no identificado y al volver a analizarlos con herramientas actuales, generalmente softwares de tratamiento de imagen y programas de seguimiento satelital y astronómico se terminan resolviendo como identificado, lo cual resulta muy satisfactorio para muchos investigadores”, afirma Lianza.

El informe

En el mes de diciembre se presentarán los resultados de los casos que fueron analizados a lo largo del año. Hasta el momento, el Informe 2016 cuenta con un listado de 40 casos con sus conclusiones aunque el comodoro Lianza afirma que en el mes de noviembre se podrían continuar recibiendo casos que serán incluidos en el documento.

En esta oportunidad, el informe también incluirá el desarrollo completo del análisis de aquellos casos que lo ameriten para que los lectores puedan no sólo informarse sino también formarse en la identificación de fenómenos aeroespaciales.

Hasta el momento, 40% de los casos presentes en el informe corresponden a causas biológicas, un 37,1 % a causas vinculadas con efectos producidos por la cámara mientras que el 5,7% corresponde a causas astronómicas; el 2,9% a causas satelitales; el 5,7% a causas aeronáuticas y finalmente el 8,6 % a objetos lanzados al aire o sujetados por algo o alguien.

Para el análisis de los casos el comodoro Lianza utiliza, entre otros, tres softwares de seguimiento satelital y astronómico: Orbitron, Satflare y Stellarium que registran la órbita exacta en tiempo real y con posibilidad de simulación en tiempo diferido de los satélites y cuerpos celestes con los que se puede reproducir el estado del cielo en la hora y la fecha exacta en la que se denunció el fenómeno. De esta forma, se determina si pudo ser una causa astronómica o satelital. “Pasar toda la grilla de satélites a una fecha pasada nos permite ver exactamente qué había en el cielo en el lugar y momento en que el testigo dice que vio lo que vio, facilitándonos enormemente la resolución de las causas de los avistamientos”, afirma el oficial.

“Este año nos llegó nuestro primer caso de destello Iridium de una persona que estaba fotografiando la vía láctea a la medianoche. Este tipo de satélites tienen 3 espejos y destellan cuando el sol está debajo del horizonte e ilumina a uno de ellos. Los rayos de luz suelen ser tan intensos que se reflejan en la superficie de los lagos e incluso atraviesan la bóveda celeste en plena luz del día”, explica el especialista y agrega: “Para confirmar si lo que se ve en la foto recibida fue, en efecto, un destello Iridium, hacemos correr las tres simulaciones de seguimiento satelital, cargándoles la fecha, hora y localidad del avistamiento. Así pudimos identificar cuál satélite fue el causante del destello, aún con más de 3 años de diferencia en el tiempo”.

En el informe 2016, el comodoro ofrecerá la posibilidad de acceder a un link con la lista de pronósticos de destellos Iridium “para que la gente pueda sacar fotos en el horario exacto en que se producirá el destello y de esa forma seguir aprendiendo a identificar los OVIs más complejos que confunden incluso a los ufólogos”.

Otro de los desarrollos que incorporará para sus investigaciones es IPACO (Identificación Fotográfica Asistida por Computadora), un software inicialmente diseñado para la identificación de satélites espías extranjeros por parte de los servicios de inteligencia franceses, actualmente adaptado al análisis de fotografías y videos de presuntos fenómenos OVNI.

Gracias a su experiencia de 40 años en el tema, el comodoro opina que “los casos no explicados han quedado así por alguna deficiencia del investigador, falta de herramientas adecuadas para el género de causa o incluso falta de conocimiento de los OVIs más complejos”.

Al respecto, el comodoro Lianza explica uno de los fenómenos fácilmente identificables: “En las cámaras de baja gama o en algunos celulares, cuando la luz es muy fuerte, por ejemplo si fotografiamos directamente el sol, aquellos fotoreceptores del sensor de la cámara que se hayan sobresaturado entregan menor luz de la que reciben por no poder resetearse completamente en el tiempo que tiene estipulado la cámara, lo cual genera un punto negro en el centro del sol, un fenómeno que se conoce como ‘sol negro’ en la jerga de los fotógrafos profesionales”.

En el próximo informe casi garantizará el aprendizaje de muchos sobre un gran abanico de cosas “desde el maravilloso efecto de los destellos Iridium; los molestos pero siempre presentes reflejos internos de las lentes con el sol, tanto dentro como fuera del campo de visión; las extrañas “varas voladoras” y hasta los procedimientos matemáticos para calcular con precisión la distancia entre el objeto y la cámara, explicados paso por paso”, destaca el oficial.

El comodoro Lianza y la investigación de fenómenos aeroespaciales

El comodoro fue piloto de la Fuerza Aérea Argentina de la Especialidad de Ensayos en Vuelo y es Lic. en Sistemas Aeroespaciales. Su pasión por los fenómenos que ocurren en el cielo comenzó a los 16 años cuando fundó el Centro Argentino de Observación Aeroespacial (CADOA), que al cabo de un año se fusionó con la Asociación Paranaense de Investigación del Fenómeno OVNI (APIFO), dando lugar a la actual Asociación Entrerriana de Astronomía (AEA), entidad destacada como una de las más importantes del país. La misma recibe a numerosos visitantes todos los sábados a la noche para ver los astros desde su potente telescopio, en el Observatorio de Oro Verde, al sur de Paraná, Entre Ríos.

Simultáneamente con su carrera en la FAA, Lianza realizó investigaciones de forma particular como fueron los casos de un avistaje de la reentrada de un cohete a la atmósfera en 1978; del OVNI masivo que presenció en junio de 1980, episodio que tendría repercusiones en varias provincias argentinas y hasta en países vecinos; el análisis de anillos de pasto carbonizados en 1983; una visita a una estancia en Salto Uruguay en 1984; el caso de una presunta “mancha de OVNI” en las laderas de la Sierra del Pajarillo en Córdoba en 1986; un avistamiento de dos tripulaciones simultáneas sobre la vertical del aeropuerto de Bariloche en 1995, y un avistamiento simultáneo entre el controlador de torre y el operador de radar en el Aeropuerto Córdoba en 1999.

En 1989, durante un vuelo de rutina, descubrió un campo de cráteres oblicuos supuestamente causados por impactos de meteoritos en las llanuras de la localidad de Río Cuarto, Córdoba. Posteriormente, lideró expediciones al sitio acompañado por científicos nacionales y extranjeros y publicó dicho descubrimiento en co-autoría con el Dr. Peter Schultz de la Universidad Brown, Rhode Island, EEUU, en la revista londinense “NATURE” el 16 enero 1992, además de otros artículos similares sobre el mismo descubrimiento en las revistas “Sky and Telescope”, “The Planetary Report” y “Muy Interesante”. Este descubrimiento aún sigue sujeto a comprobación definitiva y continúa siendo un misterio sin resolver.

A pesar de su activa vida como investigador, el comodoro Lianza es consciente de la ineludible responsabilidad de transferir sus conocimientos dictando numerosas conferencias tanto en asociaciones privadas como en institutos de formación de la Fuerza Aérea Argentina. En este contexto en septiembre de 2016 dictó la primera Conferencia de CEFAe abierta al público en general en el Centro Cultural de la Ciencia (C3) dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación.

Contacto con la CEFAe

La CEFAe recibe las denuncias de avistamientos por correo electrónico a fenomenosaeroespaciales-sg@faa.mil.ar y también ofrece en su página web la posibilidad de que el denunciante pueda sustanciar su testimonio mediante un Formulario de Aporte de Datos.

Es requisito fundamental que el testigo que envíe fotografías o videos no edite los mismos y envíe el material original para poder realizar un análisis eficaz.

Al respecto el comodoro comentó: “Generalmente lo primero que se hace es inspeccionar la imagen ampliada del objeto, a partir de lo cual aparecen detalles visuales que pueden ser concluyentes, pero si la foto no es original los detalles de la ampliación van a ser muy crudos. Además, en una foto no original también suelen desaparecer los datos de parámetros fotográficos utilizados en la toma (conocidos como datos EXIF o Metadata)”.



jueves, 1 de diciembre de 2016

Un astronauta chino escucha un golpe no causal en el espacio

¿Sonidos de otro mundo?
Un astronauta chino escucha un golpe no causal en el espacio


El astronauta chino Yang Liwei se encuentra en el módulo de la nave espacial Shenzhen 5. [Foto: China.org.cn]


El astronauta chino Yang Liwei dijo que había oído un misterioso golpe durante su vuelo en el espacio, informó la Televisión Central de China.

Yang, nacido en junio de 1965 en el noreste de la provincia de Liaoning, es el primer astronauta de China y ahora un mayor general. El 16 de octubre de 2003 salió de su módulo de reingreso después de 21 horas de vuelo en el espacio, convirtiéndolo en el 241º ser humano en todo el mundo en visitar el espacio ultraterrestre.

Cuando recordó su experiencia en el espacio durante una entrevista reciente, dijo: "Una situación no causal que he conocido en el espacio es un golpe que apareció de vez en cuando".

Explicó que el sonido apareció súbitamente sin rima ni razón. "No vino ni fuera ni dentro de la nave espacial, pero sonó como si alguien estuviera golpeando el cuerpo de la nave espacial al igual que golpear un balde de hierro con un martillo de madera", dijo Yang.

Yang dijo que estaba muy nervioso cuando oyó el sonido, y se acercó a la escotilla para tratar de descubrir la causa. Sin embargo, nada fuera de lo común apareció tanto dentro como fuera.

Después de regresar a la Tierra, le contó a los técnicos sobre el sonido misterioso, y trató de imitarlo con algunos instrumentos, a fin de resolver el misterio. Pero Yang dijo que nunca más había oído el sonido exacto.

El sonido también ha sido escuchado por los astronautas de las Shenzhou 6 y Shenzhou 7. Yang dijo: "Antes de entrar en el espacio, les he dicho que el sonido es un fenómeno normal, así que no hay necesidad de preocuparse". 



http://en.people.cn/n3/2016/1129/c90000-9148223.html 

Modificado por orbitaceromendoza

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Múltiples avistamientos de OVNIs reportados en varias ciudades turcas

Múltiples avistamientos de OVNIs reportados en varias ciudades turcas
Por Paul Seaburn

 
Crédito: mysteriousuniverse.org


Esto es lo que parece ser una noticia de última hora -aunque de fuentes alternativas de noticias- de avistamientos de racimos de OVNIs en varias ciudades de Turquía la noche del 27 de noviembre. No entre en pánico... al menos, todavía no.

Los informes de los avistamientos parecen haber aparecido primero en Twitter con el hashtag #ufoattacktoturkey. Muchas fotografías adjuntas que parecen ser de múltiples puntos de vista y posiblemente múltiples ciudades. Las fotografías muestran generalmente un racimo de cuatro o cinco esferas (aunque algunos demuestran hasta el doble como mucho) o luces, generalmente en la forma de un triángulo o de una cuña. Las fotografías muestran que las esferas de un racimo son del mismo tamaño, aunque una de los que supuestamente se tomaron en la misma noche muestra una gran luz orbitada por otras más pequeñas. Una traducción de la voz en el video contiene una de las mejores descripciones de los avistamientos.

Muy bien, estoy intentando acercarme para mostrarte ahora. Es el 28 de noviembre de 2016, el domingo por la noche. Son alrededor de las 2:20 de la mañana ahora mismo. El objeto que estás viendo está en los cielos de Esenler (Estambul). Lo estoy grabando ahora mismo. Mucha gente como yo se ha apiñado aquí. Hemos informado a las autoridades y nos han dicho que están lidiando con la situación. Es un objeto amarillo. Sospechamos que es un OVNI. Emite una luz y está en movimiento. Ahora mismo está parado, pero se mueve de la posición cada pocos minutos. Muy interesante.

Algunas de las fotografías también muestran las ciudades en que supuestamente fueron captadas y que incluyen a Esenler (un distrito de Estambul), Bakırköy, Düzce, Üsküdar y otras.

Crédito: mysteriousuniverse.org

Crédito: mysteriousuniverse.org


Eso es sobre todos los detalles sobre los avistamientos hasta ahora. El resto de las noticias se refiere a la falta de noticias, a la supuesta supresión de noticias (en Twitter y Reddit), a la falta de respuesta de la NASA o a cualquier agencia espacial y numerosos titulares sobre guerras e invasiones. No parece haber nada en los medios de comunicación, ni siquiera sobre el llamado "pánico" en las redes sociales.

¿Se suprimen las publicaciones? Parece que hay mucho en Twitter. Reddit ha admitido la supresión de publicaciones recientemente como parte del escándalo llamado 'pizzagate', por lo que es difícil determinar lo que está sucediendo allí. La NASA rara vez responde a cualquier cosa que implique OVNIs, así que no es ninguna sorpresa que no haya comentarios de ellos.

Crédito: mysteriousuniverse.org

Crédito: mysteriousuniverse.org


Algunos de los informes se refieren a una explosión, lo que lleva a muchos a pensar que es una invasión. Sin embargo, los vídeos y fotos que muestran una explosión parecen ser del intento de golpe de Estado en julio y sólo unas pocas de las publicaciones dicen algo acerca de una explosión. Además, parece extraño que sólo hay fotos y un sólo video -la mayoría de los otros videos sólo muestran las mismas fotografías. Con esto muchos presuntos avistamientos, es extraño que no hayan más de ambos.

Aunque es comprensible que los medios de comunicación social exploten en un pánico incontrolado como siempre lo hace, el hecho (hasta ahora) es que no ha habido ninguna explicación dada para estos avistamientos -real o de otra manera. 'Drones' parece ser el contendiente principal, pero ¿por qué las apariciones aparentemente simultáneas en múltiples lugares? ¿Una promoción?

Siga viendo... tanto en el cielo como en los medios de comunicación. 



http://mysteriousuniverse.org/2016/11/mass-ufo-sightings-reported-in-multiple-turkish-cities/ 

Modificado por orbitaceromendoza